La francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer A. Doudna son las responsables del instrumento innovador
La francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer A. Doudna son las responsables del instrumento innovador

El Sumario – Este miércoles 07 de octubre se dio a conocer a quiénes se otorgó el premio Nobel de Química 2020, las ganadoras son Emmanuelle Charpetier y Jennifer A. Doudna por el perfeccionamiento del método para la edición del genoma, haciendo de ésta una herramienta muy útil, indicó la Academia de Ciencias de Suecia.

Las investigadoras descubrieron uno de los utensilios más afinados de tecnología genética, las tijeras genéticas CRISPR/ Cas9. Gracias a este hallazgo, otros investigadores pueden modificar el ADN de animales, plantas y microorganismos con una altísima precisión.

Emmanuelle Charpetier y Jennifer A. Doudna, reciben el reconocimiento del premio Nobel Química 2020.

En un comunicado del presidente del Comité Nobel de Química, Claes Gustafsson, señaló que “hay un poder enorme en esta herramienta genética, que nos afecta a todos. No solo ha revolucionado la ciencia básica, sino que también ha dado lugar a cultivos innovadores y dará lugar a nuevos tratamientos médicos innovadores”.

Es algo revolucionario en el mundo de las ciencias debido a que, puede favorecer a curas contra enfermedades hereditarias o nuevas terapias contra el cáncer. Anteriormente, para modificar los genes en las células era un trabajo lento, difícil y en algunos casos imposibles.

Sobre la investigación

El descubrimiento de las tijeras genéticas fue inesperado. Todo comenzó con los estudios que realizaba Charpentier sobre Streptococcus pyogenes, bacteria conocida por causar mucho daño en las personas, pero a través de este estudio dio con una molécula desconocida, el ARNtracr.

Las tijeras genéticas ayudan a cambiar el ADN de los organismos.

Posteriormente, Charpentier realizó un trabajo que demostró que el ARNtracr era capaza de desarmar los virus al separar su ADN, el trabajo lo publicó para el 2011 y el mismo año comenzó una colaboración con Doudna, quien era una bioquímica experimentada con un extenso conocimiento en ARN.

Juntas lograron crear las tijeras genéticas de las bacterias en un tubo de ensayo y simplificaron los elementos moleculares de las tijeras con la finalidad de ser más fácil de usar. Luego de esto, se dieron cuenta que las tijeras podían controlarse  para cortar cualquier molécula de ADN en un sitio establecido.

De interés: Google Maps indicará dónde hay casos de coronavirus

María Gabriela Moncada

Con información de dpa