En esta era tecnológica los smartphones no solo sirven para comunicarse, navegar por la red y entretenerse, también permiten descargar aplicaciones gratuitas que ayudan a los pacientes a controlar enfermedades como la hipertensión y la diábetes.

De acuerdo a lo explicado por Florencia Rolandi, cardióloga argentina, “la salud digital o electrónica abarca una serie amplia de opciones. Pero una de las promesas más importantes de este segmento está en la manera y la facilidad con que le permite a médicos y pacientes estar conectados e intercambiar información”.

Gracias a la difusión del uso de estas “apps” instaladas en celulares inteligentes, las personas que sufren esas patologías podrán cuidar mejor su salud y esto se debe a que las afecciones son manejadas en el día a día por los mismos pacientes.

Estas aplicaciones también le ofrecen información. Por ejemplo la denominada “Mi presión” permite que cada paciente se tome la tensión arterial y la anote de forma cotidiana. Luego la app proporciona gráficos, coloca recordatorios y comparte los datos con el médico, sin embargo ésta no es la única disponible. Expertos en tecnología y en medicina continúan trabajando para desarrollar más herramientas de este tipo.

DS

Con información de Neomundo

Fotografía Gettyimages