La rapamicina aumenta la expectativa de vida en ratones y otros organismos. Están haciendo estudios con dicho componente

Una nueva investigación, que busca retrasar los efectos del envejecimiento en animales, podría derivar en una vida más larga para los perros. Las pruebas clínicas están siendo llevadas a cabo en la Universidad de Washington, en un proyecto llamado Dog Ageing, y están investigando las estrategias potenciales de terapia que podrían aumentar los años sanos de las mascotas.

El ensayo clínico está siendo realizado en 32 perros de mediana edad –entre seis y nueve años, dependiendo la raza–, que están siendo tratados con un medicamento aprobado por la FDA (Administración de drogas y alimentos de EE.UU.), llamado rapamicina.

La rapamicina, también conocida como sirolimus, se utiliza para prevenir el rechazo por trasplante de órgano en pacientes humanos, también para combatir el cáncer. Parece ser que, en dosis bajas, retarda el proceso de envejecimiento. Estudios han mostrado que puede aumentar la expectativa de vida en ratones y otros organismos.

Si el medicamento tiene un efecto similar en los perros, entonces los investigadores prevén que un perro común de tamaño grande podría vivir de dos a tres años más y un perro de raza pequeña hasta cuatro años extras. Además del aumento de la expectativa de vida, también habría una mejora en la salud general durante el envejecimiento.

LS

Con información de Correo del Orinoco.

Fotografía Gettyimages.

Artículo anteriorEl “Maestro” Gustavo Gil, del béisbol a la gloria
Artículo siguienteAlivia el dolor múscular