La Ciudad de los Bosques, como también es conocida la localidad, alberga grandes escenarios como el moderno estadio Arena Amazonía
La Ciudad de los Bosques, como también es conocida la localidad, alberga grandes escenarios como el moderno estadio Arena Amazonía

El Sumario – No hay nada más satisfactorio que conocer lugares nuevos y accesibles, más si en ellos convergen la exuberante belleza de la naturaleza, geniales hoteles, cultura, interesante gastronomía y facilidades para compras; al menos esto es lo que piensan los amantes de los viajes, quienes disfrutan encontrar destinos inigualables en sus recorridos, dentro y fuera de sus correspondientes países.

Nos ha tocado a todos vivir tiempos en que preventivamente el mundo disminuyó sus actividades, en los que el transporte aéreo de pasajeros -de la mano con las autoridades sanitarias, regulatorias de la aviación civil y aeropuertos- buscó establecer procedimientos para devolver tranquilidad y garantizar bioseguridad a sus usuarios; ahora globalmente se avanza hacia una reanudación de los vuelos regulares internacionales a lugares permitidos y posibles, gradualmente su cantidad hacia diferentes destinos podría incrementarse. Mientras ese momento llega y gracias a la magia digital, seguimos conociendo un adelanto de magníficos lugares.

Por cierto, de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, se determinó que los riesgos de infección o transmisión durante los vuelos en avión son muy bajos y aún menores que en otras actividades de rutina como ir al supermercado o salir a cenar.

Uno de los países preparados para el turismo que más cautivan es Brasil, con sus grandes, medianas y pequeñas ciudades llenas de ese calorcito humano que a los turistas nos encanta. Y es que el gran país suramericano tiene un “no sé qué”, como se dice en Venezuela, que atrae a las personas y los invita a conocer y disfrutar con la garantía de recibir sonrisas durante todo el paseo.

En esta ocasión, nos detenemos en Manaos, capital del Estado Amazonas, y cuya ubicación está en la Región Norte del país. En este maravilloso y cambiante territorio se puede hacer de todo un poco, como caminar por la selva en horas tempranas, navegar y ponernos un traje casual por las noches para ir a contemplar y escuchar una ópera.

Así, Manaos cuenta con hermosos espacios naturales que son enriquecidos por la cultura, el arte y la gastronomía del lugar. Sumado a ello, hay que destacar que la localidad posee uno de los principales centros financieros, corporativos y económicos de la Región Norte de Brasil. También es un importante puerto en vías de desarrollo, donde incluso se reciben buques transatlánticos.

Igualmente, es la ciudad más poblada de la Amazonía, con 2.094.391 habitantes o residentes en su área metropolitana, de acuerdo a los datos más recientes del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.

¿Cómo nació Manaos?

Su fundación se remonta al año 1669 a manos de portugueses. En aquel momento, fue vista como la fortaleza “São José do Rio Negro“. Posteriormente, se elevó a villa en 1832 con el nombre de Manaos en homenaje a la nación de los indios manaós. Legalmente se convirtió en ciudad el 24 de octubre de 1848 bajo el nombre de “Cidade da Barra de Rio Negro“. No obstante, el 4 de septiembre de 1856 retomó su nombre que es el mismo que posee actualmente.

Las personas que visitaron sus tierras, después de este último “bautizo”, por llamarlo de alguna manera, quedaron encantadas. Tanto fue el impacto que causó, que quisieron darle calificativos y denominaciones más románticas, como por ejemplo, “Corazón de la Amazonía” y “La ciudad de los bosques“.

En sus inicios, Manaos era un pequeño fuerte hecho de piedra y barro con cuatro cañones que protegían la parte norte de la colonia de Brasil a favor de los portugueses. Esta función la ejecutó por 114 años. Cercano a este espacio crecieron tribus indígenas, tales como Barés, Banibas, Passés y principalmente la de los manaós, que influenció como dijimos en el origen del nombre de la ciudad. En sus manos estuvo la construcción del recinto antes mencionado.

Su población en tal época, formada por indígenas y blancos, creció tanto que para ayudar con la evangelización de los indios, en 1695 los carmelitas, jesuitas, mercedarios y franciscanos construyeron una capilla a la que nombraron “Nuestra Señora de la Concepción“, que hasta ahora es la virgen patrona de la ciudad.

Galería de fotos

Disfrutando del turismo fluvial y selvático, con aires de pujante ciudad

Pero en Manaos hay mucho más que historia y paisajes poéticos. Detrás de su nombre se esconde una gran manera de disfrutar la vida a través de cosas sencillas, con mucho significado, como la gastronomía, el clima, las fiestas y su cultura.

Gastronomía: la deliciosa comida de Manaos ofrece una amplia variedad de platillos típicos que, en su mayoría, se preparan a base de pescados, mismos que son considerados en su tipo los mejores de Sudamérica. De hecho, su consumo es elevado. Entre los más solicitados están: el tucunaré, el jaraqui, el surubim, la matrinxa, el tambaqui, el pirarucu, el pacu y la curimatá, entre otras suculentas variedades. Se preparan a la parrilla, fritos, en croquetas o en trozos, y su acompañamiento es tan bueno como los mismos pescados.

El clima: es una ciudad cálida. El calor y las lluvias son características de su clima ecuatorial húmedo. La humedad ronda el 80% durante todo el año y la temperatura promedio anual es de 27 grados centígrados.

Fiestas y eventos: es, sin lugar a dudas, un buen destino para visitar en época de Carnaval, como sucede en todo Brasil. El color, la alegría y la vibración de las celebraciones del carnaval también se viven en el Estado de Amazonas. En Manaos, el Centro de Convenciones de la ciudad es el lugar donde se llevan a cabo las actividades relacionadas a esta pintoresca festividad, la samba sigue siendo el ingrediente principal.

Manaos de noche: así como en el día se disfruta de los bellos paisajes y recorridos, al caer la noche las opciones para pasarla bien aumentan, y para todos los gustos. En el lugar se abren las puertas de centros de entretenimiento, teatros, espectáculos artísticos con los ritmos más variados, presentaciones folclóricas, arte y cultura. Los lugares más concurridos se encuentran ubicados cerca del Teatro Amazonas y Praca da Saudade.

Entre los lugares que son de visita obligatoria, destacan:

  • Playa Punta Negra
  • Mercado Municipal
  • Río Negro y Río Amazonas
  • Teatro Amazonas
  • Plaza de São Sebastião en el centro de Manaos

Esta ciudad es sin duda un paraíso terrenal, que aporta grandes paisajes y calor humano, que enriquecen el alma y las ganas de seguir conociendo Brasil.

Avior Airlines conecta a Venezuela y Latinoamérica con Manaos, y a su vez Manaos ofrece multiplicidad de conexiones con todo el esplendor de Brasil.

En el siguiente video, se muestra mucho más de Manaos y algunos de sus bellos espacios. Invitamos a disfrutarlo:

Te puede interesar: La mágica fusión de pasado, presente y futuro llamada Perú

El Sumario

Angélica Rodríguez / @angelicanrg