El béisbol nacional volvió a cerrar una excelente jornada donde Caribes de Anzoátegui desplomó todas las apuestas hechas a otros equipos y se quedó con el campeonato

El Sumario – El béisbol venezolano cerró su ciclo por esta temporada con grandes sorpresas, buenas y otras no tanto, para los fanáticos de la pelota criolla que año tras año se reúnen en familia a discutir y disfrutar de lo mejor del deporte nacional.

En esta ocasión, Caribes de Anzoátegui se alzó como al campeón de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, temporada 2017-2018, siendo este su segundo título como vencedores absolutos, mismo que alcanzaron tras enfrentarse en seis partidos ante Cardenales de Lara a quienes mantuvieron a raya con 4-2 en la ronda semifinal.

El conjunto oriental se perfilaba como uno de los favoritos pero no como el ganador, de hecho, fue Lara quien se llevó todas las apuestas ya que su templanza en el terreno de juego tomó la delantera desde bien temprano en la ronda regular.

No obstante, el nuevo modelo de juego, que se llevó a cabo por segundo año, cambia las cosas de manera muy radical y quiénes llevan la delantera de pronto pueden caer en picada. Claro, esto no le quita el mérito a la novena crepuscular que desde el principio se mostró como uno de los equipos más fuertes de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

El ímpetu de Cardenales no fue impedimento para que Caribes de Anzoátegui se consagrará campeón de la temporada 2017-2018 en una final que sin duda estuvo muy apretada. Los mejores lanzadores se subieron a la lomita a defender y frenar la ofensiva del equipo contrario. Lo mismo pasó con cada jugador dando el todo en nombre de su fanaticada.

Ahora, Anzoátegui será el representante de Venezuela en la Serie del Caribe desde este 2 de febrero hasta el 8 de febrero en Jalisco, México. Muchos apuestan a que la novena criolla se traiga a casa el anhelado trofeo ganador.

Eternos rivales llenos de noticias

La historia de los eternos rivales del béisbol venezolano estuvo a borde del colapso en esta temporada, cuando la nave le ganó a la novena felina 8 juegos de 9 consecutivos en la primera ronda. Esto puso a los fanáticos con la emoción a punto de caramelo en las gradas, aunque cabe destacar que la asistencia a los partidos ha disminuido en gran manera.

Por otro lado y para sorpresa de muchos, ni Leones del Caracas ni Navegantes del Magallanes lograron pasar a la final por vez consecutiva. Esto, entre otras razones es porque la gerencia de ambos equipos “ha tomado decisiones incorrectas” de acuerdo a la opinión de los fanáticos.

De hecho, lo último que hizo “explotar” la paciencia de muchos seguidores fue el cambio que hizo la gerencia capitalina. Moviendo a Jesús Aguilar y Henry Rodríguez a los Tigres de Aragua.

El argumento de la gerencia es que necesitan renovar el equipo, mientras que muchos alegan que tanto Aguilar como Rodríguez pusieron excusas y se arrimaron a la “flojera” en la post temporada. Obviamente, esas son conclusiones de los fanáticos que empiezan a atar cabos y más de una vez dan con la razón. Otros han demostrado su descontento con esta rotación pues consideran que ambos peloteros son de los mejores que tiene Leones.

Mientras, Navegantes del Magallanes pasó por una fuerte sacudida cuando en la ronda semifinal Mario Lisson decidió públicamente retirarse de la pelota criolla. Esto se dió a conocer mediante una carta que público el pelotero en su cuenta de Twitter y confirmada posteriormente en rueda de prensa.

El antesalista del Magallanes ahora emprenderá un nuevo rumbo siendo el coach de los Nacionales de Washington en la Liga de la Costa del Golfo. Una oportunidad que se convierte en un gran reto para Lisson, quien no participo en la Grandes Ligas.

El pelotero perteneció a las filas de Leones del Caracas, Águilas del Zulia y cerró con Navegantes de Magallanes, equipo con el que se siente orgullo y feliz de haber cerrado su carrera deportiva en Venezuela. Lisson estuvo 11 temporadas en la LVBP con un promedio de .250, 400 hits, 275 carreras impulsadas y tres títulos de campeones.

Fanaticada desolada

Cada temporada, los fanáticos esperan con ansias que su favorito logre la mejor actuación y con ello el campeonato. Así que apoyan de principio a fin los hechos y las decisiones de su equipo, aunque muchas veces la discuten, algo que podemos ver por medio de las cuentas de Twitter, Instagram y Facebook.

De hecho, en su momento los peloteros han dicho que la opinión de los fanáticos es lo que los hace fuertes o débiles ya que se deben a ellos por completo y fallarles no es una opción, aunque a veces se les escape de las manos está meta.

En esta ocasión, hubo una afición en específico que no vio luz durante la temporada. Los seguidores de Tiburones de la Guaira, vieron desde el comienzo como los escualos se hundían y adueñaban del último lugar de la tabla.

La samba no sonó con tanta fuerza en estos casi tres meses que duró la temporada de béisbol nacional, por lo que los fanáticos se mantuvieron al límite de soñar con al menos no ser los primeros eliminados, cosa que quedó solo en anhelo.

Por otro lado, los seguidores de los eternos rivales también se fueron con la expectativa de una final no alcanzada y que desde hace varios años quiere ser acariciada por los Leones del Caracas o Navegantes del Magallanes.

Una vez más, la final es sorprendida por equipos que tiene pocos títulos en su stand pero que demuestran que sí se puede lograr ser campeón de Venezuela con buena disposición.

Angélica Rodríguez.

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario.