Las dos primeras semanas del torneo de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) que inició el pasado 18 de diciembre han transcurrido entre excelsas demostraciones de talento y algunas complicaciones logísticas que han dificultado la actuación de algunos clubes. Los grandes favoritos, Marinos de Anzoátegui y Guaros de Lara, han sido grandes en el tabloncillo.

El torneo ha sido asumido de manera distinta por los clubes, los anzoatiguenses se enfrentaron al peso de ser tricampeones e intentar seguir rindiendo ante la ausencia de Gregory Vargas y lo lograron, en tanto que la inversión constante de Guaros lo ha conducido a lucir el mejor equipo del torneo, desde la directiva hasta los jugadores.

La adaptación a un nuevo formato dejó solo dos divisiones de cinco equipos cada una, el conglomerado oriental versus el occidental, y desde la tribuna se vive una férrea disputa entre Anzoátegui, La Guaira, Lara y Caracas, que han demostrado que su objetivo es único, conquistar el campeonato.

Tras las primeras dos semanas Marinos se mantiene líder absoluto de la División A  con cuatro triunfos sin derrotas, seguido por Bucaneros con 3-1, y en un caso muy especial se encuentra Guaiqueríes que ocupa el tercer puesto de la clasificación con apenas dos juegos disputados en los que dividió honores. El grupo lo cierran Panteras y Gigantes, ambos con 1-3.

Por otro lado, en el occidente, la División B es comandada por Guaros de Lara y Cocodrilos que mantienen una pugna por el primer lugar al lucir foja de 3-1, en tanto que Trotamundos (1-3), Toros (0-2) y Gaiteros (1-3) se mantienen a dos puntos de los líderes.

En los primeros cuatro careos del torneo el mejor jugador resultó ser el más valioso de la 2014-2015, Carl Elliott, tras dejar promedio de 29.5 puntos por compromiso, con 4.3 asistencias y 2.8 bolas ganadas. Asimismo Emiro Hernández de Bucaneros se alzó con el reconocimiento a mejor novato de la semana.

Las mejores artillerías de la campaña fueron mostradas por, Guaros de Lara con una excelsa actuación del capitán Heissler Guillent, Marinos de Anzoátegui con la experiencia del NBA venezolano Oscar Torres y Cocodrilos de Caracas con una certera dirección del estadounidense Carl Elliott.

Habrá que esperar el cañonazo para retomar los encuentros y conocer al nuevo campeón LPB 2015-2016 que en la creciente calidad de la liga podría provenir de cualquiera de los diez conjunto en disputa.

Yelimar Requena.

Artículo anteriorMisión Vivienda llega a un millón de casas
Artículo siguienteEstudian Constitución de Venezuela en China