viernes 06, diciembre de 2019

Los “refinados” insultos del Siglo de Oro

El SumarioInsultar, a pesar de que no es algo bonito, es una de las mañas de los seres humanos que más tela da para cortar, dado que las personas siempre están atentas a esas malas y novedosas palabras que sirven como improperios.

Te puede interesar: Aprende los mejores insultos del latín

En esta oportunidad te contaremos los insultos que eran usados en el Siglo de Oro español y con ello podrás viajar en el pasado, en un remolido de términos, que suenan rimbombantes, pero cuya definición no tiene nada de delicada o halagadora.

  • Bultuntún: que habla sin ton ni son
  • Cagalindes: cobarde
  • Casquivano: ligerito de cascos
  • Chisgarabís: persona, frecuentemente joven, de escasa formalidad o sensatez
  • Crapuloso: sinvergüenza
  • Fantoche: ridiculo, grotesco
  • Gaznápiro: palurdo, simplón, que se queda embobado con cualquier cosa
  • Haragán: persona que rehuye del trabajo
  • Malandrín: malhechor, ruin y bellaco
  • Mamerto: de pocas luces
  • Manguarrián: poco civilizado, asilvestrado
  • Mercachifle: merodeador y trotamundos de quien no conviene fiar
  • Tragasantos: santurrón, meapilas
  • Tragavirotes: hombre serio y erguido en demasía
  • Verriondo: siempre excitado sexualmente
  • Zascandil: que va de un lado a otro sin hacer nada de provecho
  • Zurumbático: lelo, atontado, lento

Lee también:Las curiosidades del idioma español

Lo más curioso de algunas de estos insultos, es que los mismos siguen teniendo vigencia en la actualidad. No obstante, lo que sí ha cambiado, es que el significado de algunos de ellos ha sido tomado por expresiones modernas, pero igual de hirientes.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de La Gazetilla

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/ElSumario