El Sumario – A pesar de su gran tamaño, se sabe que los gorilas tienen una dieta vegetariana que consiste casi exclusivamente en vegetación y fruta. Soprendentemente, se comprobó que además comen nueces.

Sus dientes son grandes y de cresta alta en comparación con otros grandes simios, lo que generalmente se ve como una adaptación para pasar una gran cantidad de tiempo masticando material vegetal fibroso resistente. En contraste, sus dientes no están bien adaptados para comer objetos duros, como nueces encerradas en una cáscara leñosa, porque las crestas altas de sus dientes molares estarían en riesgo de daño.

Leer también: Un zoológico traficante de especies fue descubierto en España

Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Washington en St. Louis y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva observaron a una población de gorilas de las tierras bajas occidentales en el Parque Nacional Loango, Gabón, usando sus dientes para abrir las cáscaras de nueces Coula edulis.

Adam van Casteren, profesor de antropología biológica en Arts & Sciences, es el primer autor de un nuevo estudio en el American Journal of Physical Anthropology que combina observaciones de alimentación directa con pruebas mecánicas de semillas para demostrar que los gorilas, a diferencia de lo establecido por la ciencia anterior, pueden poner en peligro sus dientes, año tras año, para acceder a esta fuente de alimentos rica en energía.

“Nunca he probado el grano yo mismo. Se ve y se siente como el coco húmedo, pero el grano es un pequeño paquete de nutrientes”, apuntó van Casteren. “En comparación con las hojas y la fruta, es rico en proteínas y grasas, lo que significa que cuando está disponible, estos frutos secos son un estímulo bienvenido para la dieta de un gorila”.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de dpa