Sacó su propio celular de pantalla grande, el V10, para hacer frente a empresas como Samsung y Apple

La moda de los teléfonos de pantalla grande ha contagiado a LG. La empresa ha presentado su nuevo modelo V10, con el que hará frente a gigantes como el Note 5 o el Galaxy S6 Edge+, de Samsung; el Nexus 6P; o el iPhone 6 plus.

La novedad más importante del LG V10 respecto a estos modelos es su doble pantalla, ya que además de la principal de 5,7 pulgadas y resolución QHD incorpora otra pequeña auxiliar en la parte superior en la que se puede ver de un vistazo las notificaciones, contactos frecuentes y las apps más usadas, en un menú que configura el propio usuario. De esta forma, además de tener un acceso más rápido al menú personalizado se puede ahorrar batería al evitar tener que encender la pantalla principal en cada uso.

El otro aspecto que no descuida el LG V10 son las cámaras, un aspecto que ha distinguido a sus anteriores modelos LG G3 y G4. La cámara principal con resolución de 16 megapíxeles y una apertura de f/1.8 que maximiza la cantidad de luz que incide en el sensor de imagen de la cámara, lo que combinado con una velocidad de obturación rápida permite hacer fotos y videos de alta calidad con poca luz. Cuenta con un modo manual con capacidad de grabar video en UHD 4K de 3.840 x 2.160 píxeles.

El nuevo modelo de LG monta un procesador de seis núcleos QualcommSnapdragon 808 con 1,8 GHz por núcleo, cuatro GB de RAM y una memoria interna de 32GB, ampliable con una tarjeta de memoria microSD de hasta dos TB. La batería es de tres mil miliamperios, removible y reemplazable mientras se graba.

El celular, presentado este lunes en Madrid por el jugador del Atlético de Madrid, Fernando Torres, se estrena en España con un precio de 699 euros.

Samuel Bello

Con información de El País.