Las patas largas del T. rex eran para recorrer maratones
El estudio demostró que las grandes especies de dinosaurios con patas más largas no eran más rápidas que sus hermanos de miembros "rechonchos"

El Sumario – Una nueva investigación indica que, para dinosaurios grandes, caminar sobre dos patas fue más beneficioso para la eficiencia energética que para la velocidad. Las patas largas evolucionaron entre especies como el Tiranosaurus rex para ayudarlos a conservar energía y recorrer las distancias mientras deambulaban buscando presas.

“La suposición tiende a ser que los animales con adaptaciones para correr, como las patas largas, estaban adecuados para una velocidad máxima más alta, pero este documento señala que lograban más para recorrer que para alcanzar una mayor velocidad”, dijo Thomas Holtz, profesor principal en el Departamento de Geología de la Universidad de Maryland, autor principal del estudio.

Holtz y sus colegas analizaron una variedad de métricas como proporciones de extremidades, proporción de tamaño, masa corporal y marcha para estimar las velocidades máximas de más de 70 especies de un grupo de dinosaurios llamados terópodos.

El tamaño de los terópodos oscilaba entre 20 gramos y más de nueve toneladas. Incluyeron al Tiranosaurus rex y los muchos otros depredadores de dos patas que dominaron la era de los dinosaurios durante 180 millones de años. El bipedalismo y la velocidad de carrera a menudo se citaron como los principales contribuyentes a su éxito.

Según el nuevo análisis, las patas más largas se asociaron con velocidades máximas más altas en los dinosaurios pequeños y medianos, pero eso no fue cierto para los dinosaurios que pesan más de una tonelada.

El estudio demostró que las grandes especies de dinosaurios con patas más largas no eran más rápidas que sus hermanos de miembros “rechonchos”. Pero se movieron más eficientemente.

Lee también: La elefanta Mara llegó a Brasil tras medio siglo entre circos y zoológicos

 

Con información de agencias y redes sociales