El fármaco aumenta la vitalidad y la longevidad. Estudios realizados con ratones aumentaron en un 40 % la esperanza de vida

Científicos demostraron que la metformina, utilizada para tratar la diabetes tipo 2, puede retardar el envejecimiento celular en los animales, debido a que no se observó signos evidentes del paso del tiempo. El fármaco actúa incrementando la cantidad de moléculas de oxígeno que se liberan dentro de las células, lo cual aumenta la vitalidad y la longevidad.

El doctor Jay Olshansky, quien estuvo a cargo de la investigación, afirmó que “si nos centramos en el proceso de envejecimiento y logramos ralentizarlo, estaremos disminuyendo el riesgo de aparición de las enfermedades relacionadas con la edad”. Además, aseguró que esta teoría se probará en humanos.

La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó un experimento en el que participarán 3 mil personas entre 70 y 80 años que padecen o son propensas a desarrollar cáncer, enfermedades del corazón o demencia. Luego de unos años los individuos pueden ser tan saludables como una persona de 50 años y podrían llegar a los 110 o 120 años.

Olshansky asegura que los avances de la ciencia sobre el envejecimiento “nos han hecho creer que es posible”. “Ya se ha probado con éxito en otras especies y tenemos motivos para creer que también podría resultar en nosotros”. De ser así, este descubrimiento inauguraría una nueva era en la lucha contra las enfermedades.

Stephanie Lederman, directora ejecutiva de la Federación Americana para la Investigación del Envejecimiento, sostuvo que con estos experimentos se intentan alargar años de buena salud, mas no buscar la vida eterna. En los estudios realizados con ratones la esperanza de vida aumentó en casi un 40% y los huesos se fortalecieron.

NG

Con información de agencias.

Fotografía Gettyimages.