El Sumario – Sin duda es uno de los mejores momentos para Brad Pitt, pues fue premiado en la gala del BAFTA como Mejor Actor de Reparto tras su interpretación en “Érase una vez… en Hollywood”, de Quentin Tarantino.

Sin embargo, el actor no pudo acudir a recoger su galardón por motivos familiares, por lo que una de sus compañeras de película, la actriz Margot Robbie, fue la encargada de recibirlo en su nombre y dio lectura a un discurso preparado por Pitt.

“Brad no pudo estar aquí esta noche por obligaciones familiares, así que me pidió leer esto por él”, dijo Robbie que subió al escenario a recoger el galardón de Pitt y pronunciar el divertido discurso que inició; “Ey, Reino Unido, escuché que acaban de quedar solteros. ¡Bienvenidos al club!”, bromeó el intérprete en referencia al Brexit y a su propio divorcio con Angelina Jolie.

No obstante, ésta no fue la única broma de Pitt sobre la actualidad británica, también se atrevió a hablar de la controvertida ruptura entre los Duques de Sussex y la Casa Real.

De esta forma, después de los merecidos agradecimientos, Robbie se despidió con otro chiste de Brad, “voy a bautizar este Bafta como Harry. Está deseando venirse a EE.UU. conmigo”, dijo desencadenando las carcajadas de todo el público en el Royal Albert Hall de Londres, incluidas las de los Duques de Cambridge que se encontraban entre el público. “Son sus palabras, no las mías”, agregó Margot Robbie.

De interés: Edición 73 de los premios BAFTA por todo lo alto

Rubén Vásquez

Con información de Agencias