Un equipo de investigadores de la Clínica Mayo en Rochester fueron los responsables principales del logro conjunto con terapeutas

El Sumario Gracias a la estimulación eléctrica, empleada por un equipo de investigadores de la Clínica Mayo en Rochester, Estados Unidos, un paciente parapléjico pudo volver a dar varios pasos.

El proceso fue respaldado también por 43 semanas de rehabilitación, dando como resultado que el paciente lograra recorrer 102 metros dando 331 pasos, apoyado en un andador y soporte en la cadera por parte de un terapeuta.

Te puede interesar: Científicos elaboran anticuerpos contra el sida

El equipo de Kendall Lee y Kristin Zhao presentó su técnica en la revista especializada “Nature Medicine”. “Según nuestro conocimiento, el uso de estimulación eléctrica de la médula espinal durante los entrenamiento (…) es nuevo”, escribieron los investigadores que añadieron que ahora se necesita seguir haciendo estudios con un mayor número de sujetos para probar su validez y eficacia.

Especialistas lo toman con cautela

Por su parte, Norbert Weidner, director médico de la clínica para parapléjicos del hospital universitario de Heidelberg, considera que el estudio está bien hecho. Según él, el efecto observado es indudablemente interesante desde el punto de visto científico pero incluso con los progresos mostrados, el paciente no puede tomar las riendas de su día a día. Además, considera que se trata más bien de la descripción de un caso, ya que sólo hay un paciente involucrado en el estudio.

“Además se trata de un paciente especial, por lo que es cuestionable hasta qué punto se puede entrenar de la misma manera a otros pacientes paralíticos de cintura para abajo”, dijo Weidner a la agencia alemana dpa.

Relacionado: Aprueban uso de exoesqueletos como método de rehabilitación

En los casos de paraplejia la médula espinal del paciente está tan dañada que las señales procedentes del cerebro no llegan o apenas llegan a las piernas. En el caso abordado en este estudio la médula espinal no estaba cortada por completo.

Tampoco Jocelyne Bloch, del Centro Hospitalario Universitario Vaudois, en Lausana (Suiza) está totalmente convencida de los resultados del estudio. El paciente “puede dar un par de pasos con mucha ayuda, pero no hubo curación neurológica”, dijo.

“Dar unos pasos en el laboratorio no significa que vaya a funcionar en casa y en el día a día y que vaya a cambiar la vida”, señaló.

Carlos E. Escalona / @SoyCarlosEloy

Con información de dpa

Si deseas recibir lo mejor de las noticias únete a nuestro canal de Telegram en el siguiente enlace: https://t.me/ElSumario