El Sumario - El piloto británico logró la victoria en el Gran Premio de Brasil y convirtió a la escuderia alemana en la gran victoriosa del campeonato de constructores

El Sumario – La escudería Mercedes se aseguró hoy su quinto título mundial de constructores consecutivo gracias a la victoria de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Fórmula 1 de Brasil.

El piloto británico, que ya había ganado el título individual hace dos semanas en México, aprovechó una maniobra peligrosísima de Esteban Ocon para firmar un triunfo que hasta ese instante parecía estar en el bolsillo del holandés Max Verstappen.

Entérate de más: Mercedes va por el quinto título de constructores en Brasil

El de Red Bull dobló a Ocon cuando lideraba la carrera en la vuelta 44, pero el francés intentó desdoblarse y acabó chocando con Verstappen. “¡Menudo idiota! ¡Menudo idiota!”, exclamó Verstappen en la radio instantes después.

Hamilton recuperó en ese momento el primer puesto de la carrera y ya no lo soltaría hasta que cruzó la bandera a cuadros con Verstappen segundo y el Ferrari del finlandés Kimi Raikkonen tercero.

Mercedes llegaba al circuito de Interlagos en una situación inmejorable para atar otro título de constructores. Le bastaba con que sus dos pilotos, Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas, perdieran 12 puntos o menos respecto a los Ferrari de Raikkonen y el alemán Sebastian Vettel.

Con el triunfo de Hamilton y el quinto lugar de Bottas fue suficiente ante el resultado de Ferrari, con Raikkonen tercero y Vettel sexto.

Es el quinto título consecutivo de constructores para Mercedes, el equipo que ha dominado con puño de hierro la máxima categoría del motor en el último lustro. Son ya cinco temporadas ganando las dos coronas que se ponen en juego.

Tras la carrera, Hamilton se arrodilló delante de su bólido. Fue su décima victoria de la temporada y la número 72 de su carrera.

“Estos chicos han trabajado muy duro durante los últimos seis años. Por esto es por lo que trabajamos todo el año”, dijo Hamilton, de 33 años. “Trabajamos como un equipo y siempre he dicho que es un honor conducir para ellos”.

 

“Hoy hemos tenido problemas con el motor, pero estoy muy orgulloso de todo el mundo. Gracias a todos”, añadió a escasos metros de decenas de ingenieros de Mercedes.

Lo cierto es que el triunfo le vino de rebote, gracias a la temeraria acción de Ocon cuando se intentó desdoblar de Verstappen. El holandés estaba siendo el gran protagonista de la jornada: partió desde la quinta posición y adelantó a Raikkonen en la vuelta tres y a Vettel inmediatamente después.

No conforme con eso, superó también a Bottas en la vuelta diez y en la 40 adelantó a Hamilton para colocarse como líder. Su Red Bull volaba y el Mercedes de Hamilton sufría, pero apareció Ocon y las opciones de Verstappen se esfumaron.

“Lo haces todo bien, avanzas en la clasificación, tienes un buen coche… (Ocon) es un idiota, me ha sacado de la pista cuando estaba siendo doblado”, lamentó el joven holandés.

“El coche ha funcionado muy bien y hemos tenido la estrategia correcta, pero no sé qué decir. Estoy contento por el segundo lugar, pero deberíamos haber ganado”.

Te puede interesar: Vietnam tendrá la primera edición del Gran Premio de la F1

Después, en el pesaje, Verstappen empujó a Ocon, según unas imágenes emitidas por Canal+ en Francia. El piloto galo fue sancionado con una entrada a boxes y acabó décimo quinto.

El Gran Premio de Brasil fue el penúltimo de la temporada y el telón se cerrará el 25 de noviembre en Abu Dabi. La última carrera del año llegará con los dos títulos decididos y el gran aliciente será ver al español Fernando Alonso, doble campeón del mundo, en su última carrera como piloto de Fórmula 1.

Por Martin Moravec (dpa)

Con información de dpa

Si deseas recibir lo mejor de las noticias únete a nuestro canal de Telegram en el siguiente enlace: https://t.me/ElSumario