En ocasión de su nueva exposición “Obras Recientes”, abierta al público hasta este 21 de junio en la galería Graphicart, el artista plástico Nanín García explica a El Sumario que su propuesta visual nació de la música, más específicamente de la notación musical y sus formas.

Hoy esa geometría ha evolucionado a un lenguaje plástico que corresponde con un alfabeto, un alfabeto que puede o no intervenir en el orden de los símbolos o códigos de acuerdo a su significado literal.

Tal capacidad de funcionar con independencia de la propia valoración estética del autor hace que a veces dichas piezas se sientan ajenas, autónomas. Nanín señala que la línea, el círculo, el triángulo y el cuadrado es la esencia de su trabajo y que dichos elementos no tienen autor. “…La geometría pura así, es una cosa del coco”. Nanín afirma que dentro del territorio de la escritura está la síntesis de las demás manifestaciones culturales.

Texto y producción @harryfebres

Fotografía cortesía Nanín García