En algunos foros y comunidades de Internet se promueve un peligroso culto al cuerpo. Términos como “pro-ana” o “pro-mia” esconden en realidad palabras como anorexia nerviosa o bulimia. Los niños más inseguros, con tendencia a alteraciones en la alimentación, son más receptivos a este tipo de culto al cuerpo.

Los padres pueden prevenir alteraciones en la alimentación fomentando la autoestima en sus hijos y manteniéndose receptivos a sus preocupaciones y necesidades.

Los padres también deberían saber cuáles son las páginas que mira su hijo en Internet y en qué foros participa. Si los padres detectan que sus hijos participan en foros en los que se fomentan las alteraciones en la alimentación deben hablar con ellos de inmediato.

Para educar niños con una buena percepción de sí mismo existen diferentes acciones que los padres pueden tomar:

  • Preste atención a sus palabra: Los niños son muy sensibles a las palabras de los padres. Hay que elogiarlos por su buen trabajo y el esfuerzo que hacen para lograr algo.
  • Sea un modelo positivo: Si es excesivamente duro consigo mismo, pesimista o no realista sobre sus capacidades y limitaciones, su hijo será igual. Cuide su propia autoestima y su hijo tendrá un buen modelo a seguir.
  • Identifique y corrija las creencias erróneas de su hijo: Es importante que los padres ayuden a sus hijos a tener una visión realista sobre sí mismos, ya que esto les ayuda a desarrollar una imagen saludable sobre lo que son.
  • Sea espontáneo y afectuoso: Su amor puede ser enormemente importante para estimular la autoestima de su hijo. Abrácelo y dígale lo orgullosa u orgulloso que está de él. Elógielo con frecuencia y de manera honesta, sin exagerar, porque los niños saben reconocer cuando algo sale del corazón.
  • Hágale comentarios positivos y precisos: En lugar de regañarle por las malas actitudes que toma, señálelas y dígale sobre las buenas posiciones que tomó. De este modo reconoce los sentimientos de su hijo, le recompensa por la elección que ha hecho y le anima a que la próxima vez elija actuar de la misma manera.
  • Cree en su casa un ambiente de seguridad y amor: Los niños que no se sienten seguros o son víctimas de malos tratos en su hogar sufrirán inmensamente de baja autoestima. Un niño que es testigo repetidamente de las discusiones y peleas de los padres puede volverse depresivo y retraído. Además, debe estar atento a los signos que puedan revelar malos tratos de otros.
  • Ayude a los niños a participar en experiencias constructivas: Las actividades que favorecen la cooperación en vez de la competencia son especialmente valiosas para fomentar la autoestima.

AG

Con información de dpa y Kids Health.

Fotografía Gettyimages.