El doctor Louis Aronne, del Weill Cornell Medical College en Nueva York, es el autor principal de un artículo publicado en la revista Diabetes Care, donde explica que comer verduras o proteínas antes que los carbohidratos está asociado con un menor aumento de los valores de azúcar en sangre en las dos horas siguientes a la ingesta.

Las personas con sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2 se sentirían mejor después de comer en ese orden que si lo hicieran al revés.

En el estudio se demostró que cuando los participantes comían las verduras y las proteínas primero, sus valores de glucosa en sangre eran un 29% más bajos a los 30 minutos que cuando ingerían los carbohidratos primero.

A los 60 y 120 minutos después de la comida, los valores de glucosa eran, respectivamente, un 37 y 17% más bajos que cuando comían primero los carbohidratos.

Sethu Reddy, jefe de la Sección de Diabetes Adulta del Centro de Diabetes Joslin, en Boston, y que no participó en el estudio opinó: “Es un estudio interesante que nos dice que comer una buena ensalada antes de una comida mejora la absorción de la glucosa”.

Así que para mantener tus valores de glucosa en el margen correcto, intenta comer con esta fórmula. Seguramente te sentirás mejor.

EC

Con información de agencias.

Fotografía Gettyimages.