Casarse de blanco dejó de ser la moda pues las mujeres están optando por una gama más amplía de colores

El Sumario – Por costumbre y tradición lo correcto a la hora de decir “sí, acepto” era vestirse de blanco pues este color representa la pureza y es sinónimo de virginidad, pero con el pasar del tiempo todo cambia y los vestidos de novia no son la excepción.

Cada vez son más los diseñadores y futuras esposas los que apuestan por romper esquemas con colores que no se habían usado antes para tal ocasión como el rosa, lavanda, turquesa y hasta el rojo.

Actualmente el tono preferido para ese momento especial es el llamado “nude”, que sería color piel en español. A través de Instagram hay muchos ejemplos de modelos que hacen ver a las mujeres delicadas, elegantes y chic.

Alejandra Watts

Con información de iMujer.