El sueco Thomas Lindahl, el estadounidense Paul Modrich y el turco-estadounidense Aziz Sancar fueron distinguidos con el Premio Nobel de Química 2015 “por sus estudios sobre el mecanismo de reparación del ADN”, anunció la Real Academia Sueca de las Ciencias en Estocolmo.

“Cartografiaron, a nivel molecular, la forma en que las células reparan el ADN dañado y protegen la información genética”, explicó la Academia. “Su trabajo ha proporcionado una información fundamental sobre cómo funciona una célula viva, algo que se usa, por ejemplo, para el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer”.

“Los daños del ADN pueden tener consecuencias muy graves”, explicó el miembro del jurado Claes Gustafsson. “Tomas Lindhal pensó que debía haber un sistema de reparación (celular) y comenzó a buscarlo. Y de hecho, lo encontró”.

El descubrimiento de los tres investigadores tuvo consecuencias de gran alcance, destacó la presidenta del jurado Nobel, Sara Snogerup Linse. “La vida, como hoy la conocemos, es totalmente dependiente de los mecanismos de reparación del ADN”.

El premio está dotado con ocho millones de coronas este año (unos 850.000 euros/950.000 dólares) y será entregado a los galardonados el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel.

AG

Con información de dpa.