En EE.UU. el índice de jóvenes con este hábito ha disminuido, pero siguen estando muy expuestos a los peligros del cigarro

A pesar de que menos adolescentes estadounidenses están fumando, el humo de los fumadores sigue siendo un enorme problema para ellos, según determinó un estudio del Gobierno. De este modo, casi la mitad de los jóvenes no fumadores, en escuela secundaria, se toparon con humo de segunda mano, en 2013.

Estudios previos sobre adolescentes y humo de segunda mano en lugares específicos, como automóviles o en exteriores, indican que el problema ha disminuido en años recientes, pero la nueva investigación señala que aún afecta a millones de menores de edad.

“Estos hallazgos son preocupantes porque el director de salud pública del país ha llegado a la conclusión de que no existe un nivel seguro de exposición al humo de segunda mano“, dijo Israel Agaku, principal autor del estudio e investigador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

El tabaquismo pasivo ha sido vinculado a varias enfermedades en niños, incluyendo problemas respiratorios, infecciones de oído, bronquitis y neumonía. En adultos, ha sido vinculado a enfermedades cardiacas y cáncer pulmonar.

Los resultados del estudio se basan en una encuesta nacional de más de 17 mil jóvenes de educación secundaria.

Casi uno de cada cuatro no fumadores que reportaron cualquier exposición dijeron que estaban alrededor de humo de tabaco todos los días. Los sitios incluyeron el hogar, la escuela, automóviles y lugares públicos. No está claro cuántos tuvieron únicamente exposición breve.

 LS

Con información de Yahoo! Noticias.

Fotografía Gettyimages.