Escandaloso, emancipador y sexy, son los atribuciones que se le da al bañador creado en julio de 1946 por Louis Réard

El Sumario – Hace 70 años hasta a las modelos les costaba atreverse a salir en público con cuatro triangulitos y un poco de cordón a la piscina. Sólo la bailarina Micheline Bernardini, que solía salir a escena sin apenas ropa, consiguió presentar el 5 de julio de 1946 el bikini de Louis Réard.

El diseñador, un ingeniero mecánico de formación, dio a esa vestimenta para el baño el nombre del atolón Bikini, donde los estadounidenses llevaron a cabo pruebas nucleares en el Pacífico. Su diseño causó gran revuelo en el mundo de la moda.

Microkini, trikini, tankini y burkini. Esta vestimenta de dos piezas, que Réard fue el primero en lanzar, existe en la actualidad en múltiples formas y variantes, y su imagen también se ha ido modificando con el paso del tiempo. Ha sido una pieza indecente, escandalosa y sexy, pero también emancipatoria y sexista.

Pero fue Ursula Andress, como chica Bond, la que hizo famoso el bikini, cuando salió de una playa con uno de dos piezas en el que la parte inferior iba con un cinturón. La actriz suiza lució la prenda a mitad de los 60 en Dr. No. En 2001 ese mítico bikini se subastó por 60.000 dólares, todo un récord para una pieza de baño.

El tankini también está compuesto de dos piezas, pero la superior es como una camiseta de tirantes, que cubre más la barriga y la espalda. Existe una versión de esta prenda sin tirantes.

El burkini es una de las más recientes variantes. La mezcla de burka y bikini la ideó Aheda Zanetti y se trata de un bañador de dos piezas que cubre la cabeza y sólo deja al descubierto las manos, los pies y la cara.

También existe el mankini, un bañador con tirantes que se hizo famoso con la comedia “Borat”. Pero no en todas las playas dejan a los hombres lucir este atípico atuendo.

María Cordero

Con información de dpa