El Sumario – Los niños que sufren acoso escolar, también conocido como “bullying“, seguirán estando en riesgo social y de salud mental 40 años después de haberlo padecido, tal como explicó el director del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Celso Arango, durante el XVIII Seminario Lundbeck “Bullying y Mobbing. La huella del acoso en la salud mental”, que se celebró en Ibiza.

El acoso escolar se genera cuando un niño sufre comportamientos agresivos (verbales, físicos o aislamiento) por parte de sus compañeros de colegio de forma repetida, problema que se calcula que padece el 18% de los niños y el 10% de las niñas, al menos en España. De hecho, cada día unos 1.000 niños sufren acoso en el colegio, siendo el principal factor de riesgo ser diferente al resto.

Conoce más: Los gritos humanos varían en calidad y motivación, según investigadores

“La mayor parte de las veces la víctima no dice nada por miedo o por vergüenza, ni a sus profesores ni a sus padres, por lo que la mayor parte de las veces que vienen a las consultas con el especialista suele ser después de un intento de suicidio por parte del menor, algo que entorpece que una vez resuelto el problema vaya a volver a la normalidad”, destacó el doctor Arango.

Y es que, según datos de la Fundación ANAR, un 94% de las víctimas presenta algún problema psicológico debido al acoso escolar, especialmente depresión (68,8%) y ansiedad (67,2%). Además, el número de autolesiones en este colectivo alcanza el 2,4%, las ideas suicidas el 4,6%y los intentos de suicidio el 1,2%.

Es necesario detener el acoso escolar, no solo por el hoy sino para tener ciudadanos mejores en todo sentido.

Angélica Rodríguez

Con información de dpa