Pacientes han mostrado mejorías luego de que los doctores les suministraran pastillas falsas

El SumarioDoctores de Boston demostraron que los dolores musculares comunes de espalda se pueden solucionar mediante el conocido efecto placebo, por el cual se les suministra a los pacientes un medicamento falso para evaluar la reacción del cuerpo. Lo interesante de esta modalidad de tratamiento para esta dolencia es que los pacientes muestran mejorías incluso sabiendo que están tomando pastillas falsas.

“Tomar una pastilla en el contexto de una relación entre paciente y profesional clínico, aunque se sepa que es un placebo, es un ritual que cambia los síntomas y probablemente activa regiones del cerebro que modulan los síntomas”, aseguró Ted Kaptchuk, coautor principal del estudio y director del Programa de Estudios sobre los Placebos y el Encuentro Terapéutico del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston.

El estudio tomó a 97 pacientes con dolores lumbares, de los cuales la mitad incorporó a su tratamiento analgésico normal una pastilla placebo, sabiendo que era un medicamento falso y que en realidad no haría nada. Incluso de esta forma, este grupo de pacientes notificó una reducción de los dolores en un 30%.

Este trabajo demuestra que estas afecciones en realidad pueden ser tratadas sin químicos y que la mente humana tiene más control sobre el cuerpo del que se pensaba. Los doctores aseguraron que estos tratamientos pueden expandirse a otras enfermedades que causan dolor, fatiga, síntomas digestivos o urinarios comunes, o depresión.

Miguel Rivero

Con información de Medline Plus.