El Sumario – Científicos de la Universidad de Harvard hallaron exactamente cómo se desarrolla el proceso que vincula el estrés con la aparición de canas en el cabello. El estudio descubrió que el estrés activa los nervios que son parte de la respuesta de lucha o huida, que a su vez causan daños permanentes a las células madre regeneradoras de pigmento en los folículos capilares.

“Todo el mundo tiene una anécdota para compartir sobre cómo el estrés afecta su cuerpo, particularmente en su piel y cabello, los únicos tejidos que podemos ver desde afuera” señaló el autor principal del estudio, Ya-Chieh Hsu.

“Queríamos entender si esta conexión es verdadera, y si es así, cómo el estrés lleva a cambios en diversos tejidos. La pigmentación del cabello es un sistema tan accesible y manejable para empezar y además, teníamos una curiosidad genuina por ver si el estrés en realidad conduce al encanecimiento del cabello”, añadió.

Los investigadores se centraron en el sistema nervioso simpático, que es responsable de la respuesta de lucha o huida del cuerpo, y que se ramifica en cada folículo piloso de la piel.

Descubrieron que el estrés hace que estos nervios liberen el químico norepinefrina, que es absorbido por las células madre regeneradoras de pigmento cercanas. Por lo tanto, la noradrenalina de los nervios simpáticos hace que las células madre se activen en exceso y que se conviertan en células productoras de pigmento, agotando prematuramente el reservorio.

“Después de unos pocos días, se perdieron todas las células madre que regeneran el pigmento. Una vez que se han ido, ya no se puede regenerar el pigmento. El daño es permanente”, indicó Hsu.

Los hallazgos pueden ayudar a explicar los efectos más amplios del estrés en varios órganos y tejidos. Esta comprensión abrirá el camino para nuevos estudios que busquen modificar o bloquear los efectos dañinos del estrés.

Quizás sea de su interés: Una técnica innovadora predice el riesgo de metástasis en melanoma

Gabriela Morales

Con información de otros medios