El Sumario – Hay días en que a veces las cosas no salen cómo las planeaste, momentos en que pareciera que todo lo malo se junta para hacernos una mala jugada, al final terminas tan enojado que ¡explotas diciendo una que otra “palabrota”!

De acuerdo con expertos de la Universidad de Kelee en Inglaterra, maldecir y decir groserías puede ser realmente bueno para la salud física y mental, ¿por qué?

Te puede interesar: Ventajas de tener un pene pequeño

Da poder y control: Da a las personas un mayor control de la situación ya que las hace ver que no son víctimas y que pueden reaccionar proactivamente. Esto aumenta la confianza y autoestima, de acuerdo con los autores del estudio.

Alivia el dolor: ¿Cuántas veces te has pegado por accidente y en automático maldices o dices alguna grosería? Pues hacerlo es muy bueno ya que tiene un efecto analgésico.

Canaliza las emociones: Aunque no lo creas, al maldecir o decir groserías te frenas a cometer cualquier acto de violencia. Es una forma de soltar la ira y no quedarse con nada en nuestro ser.

Mejora de la salud psicológica y física: Aumenta la circulación, eleva las endorfinas y también proporciona una sensación de calma, control y bienestar.

¿Entonces estarías dispuesto a decir alguna vulgaridad cuando estés molesto?

Elaine López / @ElaineNazza1

Con información de Salud 180

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario