El coco es considerado un gran producto de belleza ya que es hidratante, contiene nutrientes y evita la acumulación de grasas no deseadas

El coco, en todas sus formas, es uno de los productos de belleza más utilizado en el mercado. El agua de coco es un hidratante muy potente permitiéndonos lucir radiantes. Además, su agua ayuda a mantener la piel elástica y flexible mientras que restaura el colágeno perdido con los años.

El agua de coco contiene nutrientes como el potasio, hierro, ácido láurico, calcio y magnesio, por lo que beneficia a la salud y nos mantiene hidratados evitando la pérdida de la humedad, las arrugas y envejecimiento producto de la deshidratación.

Adicionalmente, la pulpa de coco es rica en fibra, grasas buenas, manganeso, cobre y potasio. Sin embargo, se recomienda consumir esta con moderación ya que contiene un alto porcentaje de grasa.

Otro de los grandes aportes de esta fruta tropical, es su aceite, el cual se ha vuelto un ingrediente fabuloso en la cocina ya que no se oxida de la manera que lo hacen otros al someterlo a altas temperaturas.El aceite de coco al entrar en nuestro cuerpo se rompe y se convierte en energía, evitando la acumulación de grasa no deseada.

BB

Con información de Vogue México.

Fotografía Gettyimages.