El Sumario – Un grupo de científicos desarrollo una innovadora botella de agua comestible.

Este nuevo producto está hecho de cloruro y algas marinas, y pese a lo que se asume, el “envase” no tiene sabor, pero sus creadores puntualizan que en un futuro este puede ser añadido y de esta forma modificar el producto a gustos mucho más variados.

Su producción es barata, perfecta para las iniciativas ecológicas ya que no produce residuos y además de ellos se ha planteado como un perfecto método de abastecimiento de agua para los maratones, pues son rápidas de consumir.

 

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de Increíble

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/ElSumario