El nuevo formato enfrentará la prueba de fuego cuando esta noche se cante voz de play ball para la segunda mitad de campaña y todo comience de cero

Este martes inicia la segunda vuelta de la temporada regular de la 2015-2016, primer año del nuevo formato de la LVBP que divide la zafra en dos tandas, clasifican seis de ocho equipos y se sustituye el Round Robin por series divisionales. Desde las siete de la noche con la voz de “play ball” todo inicia desde cero y hasta el 29 de diciembre los equipos tienen una segunda oportunidad para corregir los errores y pelear por la clasificación.

En esta primera mitad hubo siete equipos en una pelea cerrada donde la tabla de posiciones cambiaba cada semana. Paridad, competencia y un ratito para cada uno, reinó en la primera mitad. La excepción a la regla la protagonizó Bravos de Margarita, que se mantuvo en el último lugar alejado de la verdadera competencia que se vivía del séptimo para arriba.

Los equipos recibieron un puntaje según la posición en la que quedaron durante estos primeros 32 encuentros. Tiburones de la Guaira y Tigres de Aragua culminaron como los mejores con 19 victorias y 13 derrotas, los escualos se hicieron del primer lugar por haber dominado la serie particular ante los bengalíes, y recibieron ocho puntos, mientras que Aragua sumó siete.

Por su parte Navegantes, Cardenales y Leones culminaron con el mismo registro de 17-15 y una vez más la series particulares definieron posiciones. Magallanes que venció tanto a Lara como a Caracas en enfrentamientos directos ocupó el tercer peldaño y recibió seis puntos en la pelea por la clasificación. Cardenales asumió el cuarto puesto con cinco puntos mientras que los melenudos tras dominar la tabla en tres de cinco semanas de competencia terminaron quintos con cuatro puntos y medio.

Águilas y Caribes quedaron empatados con récord de 15 victorias y 17 derrotas, sin embargo, los zulianos fueron superiores en enfrentamientos directos con la tribu y pudieron ocupar el sexto puesto, ganando cuatro puntos, mientras que Caribes obtuvo tres y medio. Bravos sin duda fue el gran beneficiado al sumar tres puntos cuando apenas alcanzó 9 victorias y sumó un total 23 derrotas.

Ahora bien, en esta etapa teóricamente, según la liga cuando presentó el formato, todos los equipos deberían mantener intactas sus aspiraciones clasificatorias porque una de las razones por las que se justificó el cambio fue aumentar la competitividad y evitar que a comienzos de diciembre se conociera la mayoría de los clasificados. Pero la verdad es que esa justificación se quedó en intenciones.

Ya apenas a mitad de noviembre Tiburones de la Guaira esta clasificado, con sus ochos puntos logrados es imposible que quede fuera de los Play Offs, aún cuando termine la segunda mitad en el último lugar. La verdad es que la Guaira solo debe jugar para mantenerse pero la competencia en sí ya la hizo. De igual forma Tigres y Magallanes están potencialmente clasificados con el segundo y tercer mejor puntaje, respectivamente. En México, donde se origina el formato, nunca los equipos que terminaron la primera fase en estas posiciones quedaron eliminados.

La verdadera competencia entonces se vivirá del cuarto el séptimo puesto entre Cardenales, Leones, Águilas y Caribes, y ¿qué tanta competencia puede haber si de los cuatro solo uno se va a quedar por fuera? En cuanto a Bravos que matemáticamente no está eliminado sus esperanzas son mínimas, lo serían con el formato anterior y lo son más ahora que ya conocemos un clasificado seguro y dos potenciales.

Es aquí donde el nuevo formato comienza a mostrar sus debilidades dejando a un equipo clasificado a falta de media campaña, ¿va a mantener Tiburones el mismo competencia?.

De igual manera ha resultado confuso para los fanáticos que un equipo como Leones que ganó 17 encuentros tenga apenas un punto y medio de ventaja en comparación con Bravos que sólo triunfo en nueve ocasiones, ni hablar de Águilas y Caribes que con seis victorias más que los de Margarita, apenas lucen superiores por un punto y medio punto, respectivamente.Tweet

El Sumario efectuó una encuesta de 24 horas para conocer la opinión de la fanaticada sobre la competitividad del nuevo formato, el 73% de los encuestados están convencidos que el formato usado actualmente por la LVBP perjudica el espectáculo. En enero se verá si realmente el nuevo sistema premia la constancia.

Yelimar Requena.

Fotografia Redacción El Sumario.