El Sumario – En Colombia existe un templo cuyo fin está en adorar a Lucifer y el cual tiene como pastor a un ex policía de 42 años llamado Víctor Damián Rozo.

“Era muy niño cuando me cansé de pedirle a un Dios que no me escuchaba y empecé a pedirle a Lucifer un cambio en mi vida. Lo hizo y sentí una paz interior y espiritual increíble, y la vivo hasta el día de hoy”, destacó el padre de tres hijos.

Este templo está rodeado de un fuerte rechazo social y de múltiples protestas que han llegado a las puertas desde que se inauguró por primera vez el 6 de junio de 2017.

Damián Rozo cuenta que la fecha más difícil para él ha sido la Semana Santa, debido a que es uno de los días donde los cristianos sienten más rechazo contra el “hijo del diablo”.

Nunca organizo nada para no provocar a los cristianos, esos días me quedo vigilando. Cuando inauguré, el temor era que nos iban a quemar o a tirar una granada”, recordó el pastor.

Este templo está ubicado en la capital del departamento del Quindío, en el centro de Colombia. Su elaboración costó 230 mil dólares donados por distintas personas que se hacen llamar “discípulos anónimos de Lucifer“, provenientes de distintas partes del mundo.

Krystian Tovar

Con información de El Mundo

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/ElSumario