Desde el lunes 13 de abril, esculturas como la de Mafalda, Ginobilli, Fangio y otras más aparecieron con mascarillas cubriendo sus rostros

El Sumario Argentina suma ya 26 días en cuarentana como una de las medidas de prevención contra el COVID-19, y desde el lunes 13 de abril, los pocos habitantes que salen a las calles de Buenos Aires se encontraron con que algunas de las estatuas más emblemáticas de la ciudad estaban con la boca tapada.

Mafalda, el exjugador de baloncesto Manu Ginobili, la leyenda del automovilismo argentino Juan Manuel Fangio y una larga lista de esculturas amanecieron con sus rostros cubiertos por un “tapabocas” casero como parte de una campaña de la ciudad para concienciar a los habitantes de su uso en prevenir la expansión del coronavirus.

Por su parte, el cuatro veces ganador de los anillos de la NBA y una medalla de oro en los Olímpicos de Atenas, Ginobili, reaccionó en Instagram a la iniciativa comentando con humor en una publicación que “¡Mi estatua en Buenos Aires también con mascarilla!”.

Además, Ginobili , quien también es uno de los más grandes basquetbolistas argentinos, a través de su cuenta en Twitter, ofreció varios consejos, para la prevención de del virus.

Por otro lado, los puntos centrales del transporte público de de la ciudad de Buenos Aires, también lucieron un aspecto renovado, pues se pusieron adhesivos de huellas que marcan la distancia social recomendada en los andenes del Metro y Metrobus para facilitar que se cumpla el distanciamiento social mientras se espera el tren o autobús.

De interés: Bisabuela de 97 años sobrevive al COVID-19

Rubén Vásquez

Con información de Agencias