Cavar tumbas, el castigo para infractores de la mascarilla en Indonesia
Las autoridades de Gresik indicaron que normalmente los infractores de la mascarilla pueden pagar una multa o realizar servicios sociales

El Sumario Cavar o limpiar tumbas es el castigo al que fueron sometidos algunos indonesios por no llevar la mascarilla obligatoria en una municipalidad de Indonesia, uno de los países más afectados por la COVID-19 en el Sudeste Asiático.

Las autoridades de Gresik, una municipalidad en la isla de Java (oeste), indicaron que normalmente los infractores de la mascarilla pueden pagar una multa o realizar servicios sociales como limpiar calles o alcantarillas, y hasta hacer flexiones.

Sin embargo, algunos tienen que pasar castigos más escatológicos como 21 personas que tuvieron que limpiar el cementerio el pasado 25 de junio y otras 8 que fueron puestas a cavar tumbas el pasado 9 de septiembre.

“La razón de castigarlos a cavar tumbas fue espontánea porque por entonces hubo una muerte por la COVID en el distrito”, señaló Suyono, jefe del distrito de Cerme en Gresik.

Durante la pandemia, Indonesia aplicó una mezcla de medidas de ámbito nacional, como restricciones de viaje y distanciamiento físico, e iniciativas locales como la de Gresik para frenar la expansión del nuevo coronavirus.

Lea también: Turquía multa con la lectura de 10 libros a quien no usa mascarilla

 

El Sumario

Con información de agencias