El Sumario – En Canadá, entrará en vigor para finales del mes de junio un proyecto para la prohibición de cautiverio de ballenas, delfines y marsopas. También habrá interdicciones para la exportación e importación de estos animales, así como de sus embriones y esperma.

“Los cetáceos necesitan del océano, requieren de espacio y de comunicación acústica a grandes distancias”, así lo indicó Elizabeth May, diputada del Partido Verde.

Conoce más: Alemania dictaminó como legal la matanza de pollitos

Según el texto aprobado, solo habrá autorización para capturar y transportar estos animales cuando se encuentren en mal estado y requieran atención por parte de personal especializado. Así mismo, las actividades relacionadas con su reproducción estarán autorizadas únicamente con fines científicos, tras el visto bueno del Ministerio de Pesca y Océanos. En caso de infringir la ley, las multas pueden ascender a 200.000 dólares canadienses (unos 132.000 euros).

En un comunicado, Rebecca Aldworth, directora general del capítulo canadiense de Human Society International, felicitó a los legisladores que impulsaron este proyecto y recalcó el impacto para los cetáceos de vivir en cautiverio. “Los estanques no son sitio para ballenas y delfines. No puede tolerarse más el sufrimiento de estos animales, altamente sociales e inteligentes, en un confinamiento intensivo”, comentó.

La ley no se aplicará tanto en el parque de diversiones Marineland (ubicado en Niagara Falls, Ontario) como en el acuario de Vancouver (Columbia Británica), los únicos centros que actualmente tienen cetáceos en cautiverio, pero que no podrán sumar otros más por medio de la importación o de la reproducción in situ.

El parque de Ontario cuenta con una orca, cinco delfines y 55 belugas. Por su parte, el acuario de Vancouver tiene actualmente un solo delfín.

María Alejandra Guevara

Con información de El País