El Sumario – El Banco Popular de China (BPC, central) mostró su confianza en “mantener la inercia positiva del desarrollo económico estable y a largo plazo”, pese a la actual crisis del COVID-19, que todavía no permite que país retome su actividad económica habitual con normalidad.

El vicegobernador del BPC, Chen Yulu, garantizó su “confianza total” en las tareas de control del brote, que ya dejó más de 63.500 casos y casi 1.400 muertes en China.

En su opinión, la principal tarea es “aumentar el apoyo financiero a Hubei (la provincia donde surgió el brote) y a otras áreas fuertemente afectadas”.

Desde que comenzó el virus, el pasado mes de diciembre, el BPC “protege completamente las necesidades de servicios financieros básicos en las áreas afectadas”, afirmó su vicegobernador.

Chen destacó entre las medidas tomadas por el banco central junto a diversos ministerios y agencias, las orientadas a facilitar el crédito a las empresas productoras de material médico necesario para la prevención de los contagios y para el tratamiento de los infectados.

Conoce más: Asdrúbal Oliveros: “La dolarización se extendió”

María Alejandra Guevara

Con información de Agencias