Son seis las inmunizaciones, para atacar al coronavirus, que se encuentran en la fase 3 de prueba

El Sumario – Según los registros de varios laboratorios internacionales, la búsqueda de una vacuna contra el Covid-19 está en su etapa final.

Hasta el pasado 13 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró 167 proyectos de vacuna en desarrollo, 29 de ellas ya en ensayos clínicos en humanos y 138 en evaluación preclínica.

Las más avanzadas

Son seis las inmunizaciones, para atacar al coronavirus, que se encuentran en la fase 3 de prueba.

La primera y más avanzada es la que desarrolla la Universidad de Oxford en Reino Unido. Se trata de la ChAdOx-1-S, cuya aplicación sería vía intramuscular. Demostró ser segura y capaz de generar anticuerpos y las células T que combaten el Covid-19, tal como lo detallan los científicos involucrados.

La segunda está en manos de especialistas de Estados Unidos. Es la mRNA-1273 de BioNTech/Fosun Pharma/Pfizer, igualmente de vía intramuscular, la cual inició ensayos clínicos en humanos desde el 16 de marzo.

La tercera también la lleva EE.UU pero con la ayuda de Alemania. Las pruebas en humanos empezaron el 5 de mayo por medio de dos dosis y en la que existen cuatro candidatas, aunque solo una de ellas se ubica en la fase 3.

La cuarta es del fabricante chino Sinovac, de nombre CoronaVac, puesta en marcha para los humanos desde el 14 de abril. Los ensayos clínicos de esta posible vacuna se ejecutan en China, Brasil, Bangladesh e Indonesia.

La quinta vacuna viene del Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, China, en donde el mismo país asiático y los Emiratos Árabes Unidos están dentro de los experimentos en humanos para su aprobación. Su nombre científico es CNBG Wuhan.

El Instituto de Biotecnología de Beijing se encarga de la sexta vacuna más avanzada. Su nombre científico es Ad5-nCoV y los ensayos clínicos se están efectuando en China, Canadá y Arabia Saudita.

Por su parte, la última nación mencionada anunció el 9 de agosto que se iniciaba la fase 3 de ensayos de la vacuna, aunque la OMS aún no tiene registro. El 25 de junio, China autorizó su uso en los militares, con lo que se convirtió en la primera en emplearse más allá de las pruebas.

De interés: Leer acompañados aumenta la creatividad

Dayana Vásquez Vásquez

Con información de El Universal de México