El planeta rocoso posee aproximadamente 4470 millones de años

El Sumario – Los meteoritos de los confines del sistema solar suministraron grandes cantidades de agua, carbono y sustancias volátiles a la Tierra, haciendo solo entonces posible la vida en nuestro planeta.

Utilizando un método desarrollado recientemente en la Universidad de Tubinga, un grupo de investigadores midió los isótopos de selenio en rocas derivadas del manto de la Tierra. Las firmas de isótopos idénticas en estas rocas y en ciertos tipos de meteoritos revelaron el origen del selenio, así como grandes cantidades de agua y otras sustancias vitales. El estudio fue publicado en Nature Geoscience.

Lee también: Katharina Koch explica la magia de las carillas dentales, parte 1

Según los expertos, no debería haber selenio en el manto de la Tierra. “Se siente atraído por el hierro. Por eso, en la historia temprana de nuestro planeta, se redujo al núcleo rico en hierro”, explicó María Isabel Varas-Reus, coautora del estudio y miembro del Grupo de Geoquímica de Isótopos en Tubinga.

El equipo de investigación también pudo cuantificar qué más, aparte del selenio, trajeron consigo estos meteoritos cuando golpearon la Tierra primitiva. “Según nuestros cálculos, alrededor del 60% del agua en la Tierra hoy proviene de esta fuente. Esa es la única forma en que los océanos podrían formarse”, dijo Varas-Reus.

Gerardo Contreras

Con información de dpa y otras agencias