El Sumario – Venezuela, un país de contrastantes paisajes y prominente belleza, es una pequeña caja de pandora que muchos no han terminado de conocer. Una que esconde playas cristalinas, sabanas del famoso verde esperanza, desiertos color azúcar morena, caídas de agua bendita y picos que coquetean con esconderse entre la helada neblina.

Hace unos días hablábamos del espectáculo que implica volar en cielo andino en parapente e hicimos la referencia de que esa no es la única opción interesante ni encantadora experiencia. En medio de tanta belleza, surge siempre un valiente que hace de un riesgo el comienzo de una práctica que regala adrenalina a todo el que la imite.

En Venezuela son muchos los arriesgados que, en medio de su peculiar territorio, han desarrollado apasionantes disciplinas extremas, entre ellas:

  • Rafting: Se practica en Barinas y no exige experiencia ni mucha preparación física, únicamente debes estar preparado para mojar un poco tu ropa. Consiste en descender en balsa sobre un río de aguas bravas. El Campamento Colibrí, ubicado junto al río Sinigüis, siempre es ideal para vivir la experiencia.
  • el-sumario-nuestros-andes-se-vuelan-en-parapente-1
    Las hermosas caídas de agua venezolanas son ideales para el canyoning.

    Canyoning: En Puerto La Cruz, Vargas y Mérida podrás vivir los descensos en el cauce de un río de alta montaña, con el uso de rappel, traje necesario y unos cuantos arneses. Pozos de agua cristalina, toboganes naturales y aire puro son parte de la emocionante cita.

  • Canoping: Puede hallarse en Caracas, en el sector Los Venados del Waraira Repano, Mérida y Trujillo. Consiste en desplazarse de un árbol a otro a través de un cable de acero, un arnés de cintura y una polea. ¿Los recorridos?, se viven sobre accidentes geográficos o bosques a más de 300 metros de altura, donde la velocidad es la que reta a tu valentía.
  • Trekking: Se trata de caminar por senderos sobre escenarios naturales como sierras, montañas valles y quebradas, bosques, playas, orillas de arroyos, ríos, lagos y lagunas. En nuestra tierra es posible hacerlo en San Juan de los Morros (estado Guárico), el Roraima (Bolívar), sendero Turmero-Chuao (Aragua), Pico Pan de Azúcar, Pico Humboldt y Pico Bolívar (Mérida), o caminata por el Río Birongo (Miranda), entre otros.
  • Escalada: Ascender una montaña en Venezuela es un sueño que se puede hacer posible en el Pico Humboldt y el Pico Bolívar (Mérida), el parque nacional Canaima y el Roraima (Gran Sabana – Bolívar). Si se trata de llegar a lo alto para conquistar una vista maravillosa, de esas de cuentos de hadas, la Gran Sabana es la mejor opción, en nuestra opinión.

En fin, si eres un aventurero por excelencia y además tienes cierta atracción por la adrenalina, lo naturalmente bello, aquello que resulta exótico sin mayor explicación, entonces, Venezuela es para ti y su multiplicidad es algo que tus ojos jamás han de olvidar.

Yelimar Requena