El Sumario – El contacto piel con piel durante los primeros días y meses de vida ha sido reconocido como beneficioso por múltiples estudios médicos, de ahí parte la labor que David Deutchman, de 82 años, realiza desde hace 12 años en el Children’s Healthcare de Atlanta: abrazar a bebés recién nacidos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El titulo de «abu de la UCI» es algo que David se ha ganado desinteresadamente pues afirma que lo que hace «es muy gratificante”. “No sólo porque los bebés están llorando y les ayudas a calmarse, sino también porque hay una gran cantidad de beneficios en esa cálida conexión. Es muy beneficioso para ellos que pongan su cara en tu pecho y escuchen los latidos de tu corazón”, expresa.

Asimismo, explica que “muchos padres tienen otros hijos en casa o viven lejos y tienen dificultades para poder atender a su recién nacido”.

El inicio de su labor se dio porque después de jubilarse del mundo del mercadeo quería seguir sintiéndose útil por lo que se registró como voluntario en el centro de salud. Luego, lo asignaron a la UCI pediátricos y después le transfirieron a la neonatal donde ya tiene 12 años «trabajando».

Las madres de muchos bebés aseguran estar tranquilas con la presencia de David pues es una persona de fiar. Asimismo, el abuelo de la UCI comenta que apoyarlas  también es importante, “Hablo con ellas y, a veces, les doy la mano porque sostener la mano de una madre es como consolar a un bebé».

Alejandra Watts / @alejandra_watts

Con información de Tu otro diario.

Artículo anteriorMichael Fassbender expresa su deseo de dirigir
Artículo siguienteAsí se vivirá el Festival Nuevas Bandas 2017