El SumarioAbanca y Caixa Geral de Depósitos (CGD) cerraron el proceso de compraventa de Banco Caixa Geral con la firma del contrato de adquisición, que fue rubricado en Madrid por los directivos de ambas entidades, según explicó el presidente del banco gallego, Juan Carlos Escotet Rodríguez.

Tras la firma del contrato, está prevista una junta de accionistas del Banco Caixa Geral donde se decidirá el nuevo consejo de administración formado por el personal de Abanca, aclaró Escotet, quien especificó que la marca Abanca se impondrá definitivamente en febrero de 2020 cuando concluya la integración tecnológica.

Leer también: Joker superó ya los 500 millones en taquilla

La entidad recibió en septiembre la autorización del Banco Central Europeo (BCE) para cerrar la compra de la filial española de Caixa Geral de Depósitos, una operación anunciada a final de 2018 por un montante de 364 millones de euros, si bien la cuantía final ascendió a 384 millones de euros “porque es un banco muy bien capitalizado, lo que justifica que la cifra haya resultado mayor”, argumentó Escotet.

“Creo que Abanca es un muy buen comprador para nuestro banco y tiene mucha complementariedad con nuestras actividades”, añadió el consejero ejecutivo de Caixa Geral de Depósitos, Francisco Cary, que dejó la puerta abierta a que ambas entidades colaboren en los dos mercados principales que están presentes, Portugal y España, así como en los mercados complementarios en países de África, en China y Latinoamérica.

Tras esta fusión, Abanca sumará un volumen de negocio de 7.000 millones de euros y 131.000 clientes, gestionados a través de una red comercial de 110 oficinas repartidas en diez comunidades autónomas en España, con especial presencia en las provincias más cercanas a la frontera con Portugal. El banco resultante se coloca como séptimo en el ranking de entidades españolas por patrimonio neto, con más de 85.000 millones bajo gestión, y en el octavo por volumen de activos.

Con información de dpa.