El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, descartó volver a presentarse a las elecciones y negó así las especulaciones sobre una nueva candidatura a jefe del ente rector del fútbol mundial, pero no lo hizo antes de que el comediante británico Simon Brodkin demostrara su descontento.

“Disculpen, primero tenemos que limpiar un poco aquí, de lo contrario yo no podré hablar de fútbol con ustedes (los periodistas)”, dijo Blatter luego del incidente.

Mientras agentes de seguridad escoltaban a Brodkin fuera de la sala, el presidente de la FIFA agregó: “Esto no tiene nada que ver con el fútbol. Volveré en unos minutos”.

Al reanudarse la rueda de prensa, el suizo de 79 años declaró que el 26 de febrero la FIFA tendrá un nuevo presidente.

La fecha fue elegida por el comité ejecutivo de la organización para la celebración del congreso extraordinario en el que se votará al sucesor de Blatter.

“Pienso que volveré a mi trabajo, mi hobby, de periodista. Esta vez será en la radio. La radio es el medio más popular, se puede escuchar la radio 24 horas al día. Y además es más fácil hablar que escribir”, advirtió el suizo.

AG

Con información de dpa y Actualidad RT.