El Sumario – Según investigadores de la Universidad de Glasgow en Reino Unido, vivir en un barrio peligroso aumenta el riesgo de envejecer más rápido.

Utilizando telómeros como marcador biológico, los expertos observaron que aquellas personas que vivían en zonas donde se solían producir agresiones, robos, vandalismo o había mucha sociedad, los telómeros de la población (parte del ADN que refleja la edad biológica) eran más cortos, especialmente entre las mujeres.

Entérate de más: Alemania busca impulsar la digitalización del sistema de salud

Además, la longitud más corta de los telómeros existió incluso después de que el análisis hubiera tenido en cuenta otros factores que se sabe que están asociados con la longitud de los telómeros, como la edad, el sexo, la clase social, el tabaquismo, la dieta, el peso, depresión o el estado físico.

“Nuestra investigación ha demostrado que los vecindarios crónicos y estresantes están asociados a una aceleración de la enfermedad, y el efecto fue más marcado fue en las mujeres”, indicaron.

Lee también: Mala alimentación aumenta riesgo de padecer cáncer colorrectal

Pero a pesar de todo esto, existe una positiva noticia y es que los barrios son potencialmente modificables, por lo que, a juicio de los expertos, los esfuerzos futuros dirigidos a mejorar los entornos locales desfavorecidos pueden ser útiles para disminuir los efectos de la edad rápida de las personas.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa