El Sumario – Un estudio descubrió información del sistema inmune de 77 niños no vacunados, antes y después de tener sarampión, e indicó que la enfermedad puede dañar la inmunidad contra virus y bacterias a largo plazo, creando un tipo de “amnesia inmune” que deja a las personas más vulnerables ante futuras infecciones.

A raíz de estos datos, los científicos expresaron una vez más la necesidad de una vacunación generalizada, que puede no solo prevenir esta patología, sino también evitar el debilitamiento de la “inmunidad colectiva”.

Antes de la introducción de la vacuna contra esta enfermedad, casi todos los niños la padecían. La vacunación ayudó a reducir en un 80% los casos de sarampión entre 2000 y 2017, salvando aproximadamente 21,1 millones de vidas.

Quizás sea de su interés: El aguacate ayuda a reducir el colesterol malo

Sin embargo, debido a una combinación entre las campañas de los grupos antivacunas, la posición de algunas comunidades religiosas partidarias de no inmunizar a sus hijos y un acceso limitado a la vacuna, el sarampión continúa afectando a más de siete millones de personas anualmente en todo el mundo, causando más de 100.000 muertes.

El estudio reveló que el virus borra la memoria inmune ante patógenos anteriores, que eliminó entre el 11 y el 73% de los anticuerpos protectores de los niños, las proteínas de la sangre que “recuerdan” virus previos y ayudan al cuerpo a evitar infecciones repetidas, lo que conlleva a que pierdan gran parte de sus defensas inmunes y se vuelvan vulnerables a los virus que ya conocieron y derrotaron.

El descubrimiento es clave en una situación en la que muchas personas tienen sus dudas frente a las vacunas. “El virus es mucho más dañino de lo que pensamos, lo que significa que la vacuna es mucho más valiosa”, indicó el coautor del estudio y profesor del Instituto Médico Howard Hughes (EE.UU.), Stephen Elledge.

Gabriela Morales

Con información de Agencias