La misiva proporciona información valiosa sobre el mundo de los primeros cristianos en el Imperio Romano

El Sumario – Una carta autógrafa sobre asuntos cotidianos es la más antigua que todas las pruebas documentales cristianas del Egipto romano y de todo el mundo cristiano del siglo III.

Fechada en el año 230 de nuestra era, se trata de una carta de la colección de papiros de la Universidad de Basilea. Proporciona información valiosa sobre el mundo de los primeros cristianos en el Imperio Romano, que no se registra en ninguna otra fuente histórica.

Te podría interesar: La contaminación podría aumentar algunos problemas psiquiátricos

Los primeros cristianos en el Imperio Romano son generalmente retratados como excéntricos que se retiraron del mundo y fueron amenazados con la persecución. Esto es contrarrestado por el contenido de la carta de papiro de Basilea P.Bas. 2,43.

La misiva contiene indicaciones de que a principios del siglo III, los cristianos vivían fuera de las ciudades en el interior de Egipto, donde ocupaban cargos de liderazgo político y se mezclaban con su entorno pagano en sus vidas cotidianas.

Lee más: Biólogo alemán imita 130 voces de pájaros

“El uso de esta abreviatura, conocida como nomen sacrum en este contexto, no deja dudas sobre las creencias cristianas del autor de la carta”, dijo Sabine Huebner, profesora de historia antigua en la Universidad de Basilea. “Es una fórmula exclusivamente cristiana con la que estamos familiarizados con los manuscritos del Nuevo Testamento“, agregó.

David Carrasquel

Con información de dpa