El Sumario –Tal día como hoy (28 de agosto de 1963), el pastor y activista estadounidense Martín Luther King expresó su discurso “Tengo un Sueño” donde expresó  “No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que a los negros se les garanticen sus derechos de ciudadanía”.

Delante del monumento a Abraham Lincoln en Washington, donde estuvieron presentes más de 200.000 personas en defensa de los derechos civiles para los negros en esa nación, Luther King hablaba en su discurso sobre la Proclamación de la Emancipación, firmada 100 años antes, en 1863, por el presidente Lincoln, anunciando que todos los esclavos serían liberados. Había pasado 100 años y el destino de los negros estadounidenses no se perfilaba distinto.

Te puede interesar: Toni Morrison fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel de Literatura

“Cien años después, el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro es aun tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra”, enfatizaba Luther King.

Años después, la realidad de los negros estadounidenses no parece ser diferente, muestra de ello es el recrudecimiento en la violación de los derechos humanos de los afrodescendientes, que queda claramente evidenciada en una serie de asesinatos por parte de cuerpos policiales contra afroamericanos, que han despertado grandes manifestaciones en varias ciudades en reclamo de justicia y en repudio a esos hechos.

El Sumario

Tomado de Radio Mundial