La hija del Tío Simón, Bettsimar Díaz, reconoció que la reciente declaración de la Unesco se debe al camino que forjó su padre con cantos y tonadas para el campo

El Sumario – Hace pocos días, la Unesco declaró los Cantos de los Llanos de Colombia y Venezuela como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, ante este reconocimiento debe hacerse otro nacional y es que detrás de estos cantos se refleja la voz y las letras del Tío Simón.

La hija del músico venezolano Simón Díaz (1928-2014), Bettsimar Díaz, luego de conocer la decisión de la organización, expresó “el trabajador se acompaña a sí mismo mientras realiza sus tareas”.

El organismo de la ONU, reconoció la importancia de este género para la sociedad llanera ya que las regiones se unen con música a capela, algo que no han logrado con fronteras políticas.

Los cantos “tienen notas largas y versos espaciados tanto en el arreo como en el ordeño”, explicó Díaz, mientras explicaba las diferencias entre cada uno.

“En el ordeño, los versos tienen un tono apegado a lo emocional que le sirven al ordeñador para desahogar sus penas y conseguir el apoyo de la vaca que se relaja. En el arreo, en cambio, el canto se llena de llamadas de atención a los animales para que no se pierdan y puedan seguir en grupo”, explicó Díaz.

En los años 50, los hacendados se proponían a usar máquinas para la extracción de la leche y así cubrir la falta de producción, lo que puso a los ordeñadores algo preocupados. En ese momento, Simón Díaz empezó a componer y entonar canciones que expresaran las situaciones en los llanos venezolanos.

Su primer disco tenía la “Tonada de Cabestero”, una canción que se hizo referencia del ordeñador en el campo. Otras como “Tonada de la Luna Llena” fueron popularizando aún más entre las personas y haciendo que hoy sean Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Angélica Rodríguez.

Con información de Contrapunto.

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario