Rafael Rangel-Aldao presentó

El Sumario – El médico y escritor venezolano Rafael Rangel-Aldao ha presentado su reciente obra literaria: “El Entramado”, una historia contemporánea que engancha y el lector disfruta de principio a fin. Aventuras, interacciones y planes que se desarrollan en el ambiente de la política, la diplomacia y las estrategias militares, con repercusiones en la escena internacional; despliega una prosa subyugante que nos introduce en el mundo de la ciencia acompañados por celebridades, presidentes, embajadores e investigadores y científicos, en un entramado de intrigas y espionaje en las capitales de América, Europa y el Medio Oriente.

El haber sido entrenado, formado, como científico es el mayor privilegio que yo he podido tener. Porque te da una disciplina de pensamiento, búsqueda de la excelencia, donde lo que descubras o hagas debe ser reproducible, y además brinda una versión muy amplia del mundo. Esa disciplina donde el estudio no es un trabajo sino una diversión se aplica perfectamente a la literatura. Por ello es común ver grandes obras como la de Conan Doyle, quien escribió Sherlock Holmes, con un hombre como el que era, médico (…) con entrenamiento científico. Así te encuentras con muchísimos científicos e investigadores que luego o simultáneamente han sido literatos”.

Para Rangel-Aldao ese entrenamiento en el abordaje científico de la realidad, es lo que sin lugar a dudas alimenta y facilita el proceso creativo hacia la literatura

El Entramado, más que novela es un ensayo novelado de múltiples realidades que se entrecruzan. Es un ensayo sobre el impacto de la ciencia en la sociedad; y ese impacto siempre es doble, con una cara buena y otra mala. Por ejemplo, en la tecnología de hoy en día, quizá lo más importante desde el año 2007 para acá, ocurrió con la invención del celular inteligente, la conectividad que alcanza una persona con el mundo y la extrema e infinita posibilidad que tiene para que cualquier cosa que se le ocurra lo pueda poner a circular en una red social, sin que haya sido editado por nadie. Eso es una maravilla pero a la vez una amenaza“.

Asegura que como científico al incursionar en el mundo de las letras “no puedes producir cualquier cosa. Esa capacidad autocrítica y de búsqueda permanente de ayuda es lo que hace que eventualmente puedas tener éxito en la literatura“.

La visión del autor

El autor logra en la obra una atractiva fórmula que combina suspenso, acción, intriga, aventura y conocimiento

“Mi obra es una trilogía. Y la razón, ante lo interesante que está sucediendo en esta época una obra no es suficiente (para darle cabida). Me gustó tanto escribirla que yo me dije que debía seguir con esto. Es una manera por un lado de asociarse con el mundo pero también de disociarte. Por ello viene una segunda parte que se llama: “El Correctivo”, que va a ser más interesante que esta, debido a que la tecnología ha avanzado tanto que ahora uno puede soñar más allá todavía, porque la mejor fantasía es la realidad (…) La tercera está por ocurrir. Estoy muy atento porque será más interesante todavía. Todo se debe a que Thomas Friedman, un columnista y autor del New York Times, señaló que estamos viviendo la super aceleración tecnológica“.

Explicó que lo apasionante de publicar una obra como esta es que los lectores son muy diversos y le interesa tener ese contacto directo con ellos. “Estoy interesado como autor en conocer, en descubrir lo que piensan los lectores, porque cada quien tiene su sesgo, sus conocimientos y su cultura”

Sus preceptos de vida

El autor Rafael Rangel-Aldao, con una extensa carrera científica y gerencial, pues es médico de la Universidad Central de Venezuela con maestría y doctorado en Bioquímica y Biología Molecular del Albert Einstein College of Medicine, fundador del Grupo de Ciencia Digital entre otras iniciativas, comparte y revela que aun cuando siempre ha estado comprometido en torno a las ciencias, a partir de 1984 tuvo una inquietud que le hizo comprender que necesitaba ese algo más que le permitiría llevar una vida con mayor plenitud.

“Yo comentaba con mis colegas mientras estuve en EE.UU., que la ciencia era lo único y así fue mi vida hasta el 84. Entonces yo me dije que, de alguna manera, tenía que establecer unos preceptos que me guiaran para disfrutar la vida a plenitud. El primero, es que el sufrimiento voluntario está al acecho, la mayor parte del sufrimiento que uno tiene es voluntario, y la buena vida también (…); eso me ha ayudado porque cada viaje es una aventura. El segundo, es que si tienes que sufrir entonces escoge el mal menor; mientras el tercero es que cuando estás disfrutando de algo, trata de hacerlo sin ver el pasado o el futuro. Tienes que hacerlo con todos los sentidos. Eso te hace vivir mucho mejor.

Los invitamos a ver, escuchar y disfrutar en el video aspectos relevantes de la entrevista con Rafael Rangel-Aldao. E igualmente recomendamos leer la interesante novela

Rafael Arias / @Rafarias86 / Para elsumario.com

Producción audiovisual: Jesús Ramírez