La prensa tradicional venezolana sale al paso de la falta de papel y el auge de los dispositivos móviles

El Sumario – La prensa independiente venezolana, agobiada por una crisis múltiple, se ha visto empujada a saltar prácticamente sin paracaídas al ciberespacio.

La industria de la información, con algunos diarios insignia que acumulan más de 100 años de circulación, arrastra por lo menos un lustro oscuro por la falta de materias primas, regulaciones legales, caída de anunciantes, estancamiento económico y unos gobernantes hostiles al escrutinio de la prensa.

El tren de la crisis se ha llevado por delante a varios medios impresos que cerraron sus puertas, otros redujeron su formato y la mayoría recortó el número de páginas por la escasez de papel y tinta. Algunos pasaron de cuatro secciones tamaño estándar a un cuerpo tabloide; de un tiraje diario, otros pasaron a semanarios.

Según la Cámara Venezolana de Periódicos, a comienzos del año por lo menos 15 diarios habían cerrado de manera temporal o permanente por falta de papel. Antes, unos 86 medios operaban con 3.000 toneladas mensuales y ahora tienen que arreglarse con 400 toneladas de papel para sus ediciones, la mayoría vendida por una corporación oficial.

Después de vueltas y tropiezos, resistiendo desprenderse de los talleres de impresión, coinciden en que la opción para mantener vivo el negocio es sostener un sitio web.

El diario “El Nacional“, con una historia de 73 años y un periodismo crítico del poder, sostiene su tiraje impreso con donaciones de papel. Su edición dominical circula con un número limitado, lejos de sus tiempos dorados de más de 300.000 ejemplares. Pero su página web está entre las tres más visitadas de habla hispana.

El diario digital líder local, Lapatilla.com, recibe alrededor de cuatro millones de visitas.

La directiva del diario “El Impulso“, con más de 100 años de circulación y que estuvo a las puertas del cierre por la escasez de papel y la falta de dólares para su importación, alegaba “desconocimiento” del negocio en Internet como para sustituir del todo la edición impresa por una digital.

Tras una larga agonía, el diario “El Carabobeño“, con más de 80 años de historia, tuvo que prescindir de su edición impresa, sostén de su negocio, también por falta de papel y concentró su operación en la web.

Prensa digital crece como alternativa al papel
Germán Febres, director de los portales El Sumario y Doble Llave, vicepresidente del Bloque de Prensa Digital de Venezuela

El vicepresidente del Bloque de Prensa Digital de Venezuela (BPDV), Germán Febres, está seguro que en este escenario de transición, repleto de obstáculos, los medios digitales pueden convivir con los impresos.

Según indicó, el país cuenta actualmente con más de 500 medios digitales, pero esa explosión luce más cuantitativa que cualitativa. “Muchos son blogs informales que no cuentan con un departamento de redacción profesional, sin periodistas ni trabajadores especializados, no verifican las informaciones, no son propiamente casas editoriales de noticias en la web”, explicó Febres, editor del portal “El Sumario“, en una entrevista con DPA.

No obstante, muchos otros sitios son extensiones de marcas periodísticas consolidadas, avaladas por décadas de trabajo. Para Febres, hay una realidad en proceso que va a cristalizar en una nueva manera de informarse y consumir noticias.

La prensa digital y la impresa tienen un espacio de convivencia y complementariedad. Por los recursos disponibles, las audiencias en el espacio digital son descomunalmente mayores que las del impreso, tienen un mercado más amplio. Eso señala que la información que se transmite debe tener garantías y seguridad”, indicó.

Febres, cuya experiencia en el medio incluye de muy joven al equipo de formación de “El Diario de Caracas“, un tabloide que revolucionó la industria a finales de los años 1970 bajo la batuta del fallecido escritor argentino Tomás Eloy Martínez, aboga por la adaptación de las audiencias y de los anunciantes a las tendencias y nuevas maneras de manejar la información.

“Creo que hoy en día hay una conciencia y un conocimiento mucho mayor acerca del negocio (en internet) y tengo que decir que medios muy ortodoxos como tradicionales han logrado una reingeniería interna y colocarse a la vanguardia en la web”, aseveró.

Mencionó que diarios tradicionales como “El Nacional” y “El Universal” han dado un “salto cualitativo, han entendido esto y se han puesto a la cabeza de un buen periodismo digital”, pese a las dificultades.

Otros grupos “ortodoxos”, el Bloque de Armas y la Cadena Capriles, hoy Grupo Últimas Noticias, se han sumado al proyecto con inversiones en instalaciones y personal.

“Pero el futuro no es solamente de las corporaciones. Hoy los grandes grupos están en capacidad de hacer enormes inversiones, tienen músculo para resistir los eventuales reveses de este proceso de error y ensayo, pero también el emprendimiento colectivo e individual que apuesta al crecimiento y desarrollo informativo en lo digital, fundamentados en la calidad de los contenidos”, resaltó.

Febres destacó que hay proyectos exitosos desde el punto de vista económico, de crecimiento y multiplicación de las audiencias.

“En Venezuela estamos en un desarrollo acelerado y creciente de una industria que es afectada por episodios de turbulencia. Creo que la crisis ha sido más permanente en el caso de los medios tradicionales y esa crisis tiene su origen no sólo en el tema político, esto que llamo la tentación totalitaria, sino que tiene que ver con lo tecnológico, con las tendencias, la modernización y con la propia crisis económica”, precisó.

Febres señaló que en Venezuela hay más teléfonos celulares que habitantes, muchos de ellos teléfonos “inteligentes” que permiten que cualquier ciudadano tenga acceso a internet y, con ello, a canales de televisión, radiodifusores, medios de prensa y periódicos alternativos.

“El que tiene una laptop o un teléfono celular inteligente decide qué quiere leer, los horarios en los que desea consultar y la perspectiva informativa que más estima conveniente con sus gustos e intereses”, puntualizó.

Prensa digital crece como alternativa al papel
El BPDV agremia a los principales medios de prensa web y trabaja para concienciar sobre el consumo de información en internet

Destacó que el BPDV, que reúne a editores y propietarios de medios, emprendió una tarea para sensibilizar sobre el camino que se viene en el consumo de noticias en internet.

“Este es un proceso de innovaciones que no se va a detener. Para el BPDV los medios digitales son aquellos que cuentan con redactores y periodistas que hacen el trabajo y tienen una responsabilidad ante las audiencias y anunciantes; que realizan ese trabajo responsable que debe respaldar una entrega noticiosa, además de fuentes confiables y servicios internacionales de noticias”, indicó.

Febres también planteó una serie de reflexiones sobre el posible predominio de las redes sociales por encima de la prensa web, con el reto de los cambios en el modo de producir y entregar información.

“La verdad es que las redes sociales se reinventan más rápidamente. Pero lo que se comparte por ellas no siempre presenta una rigurosa calidad. La alternativa a estos desafíos es continuar apostando por la calidad de los contenidos”, subrayó.

Fuente: DPA, Agencia Alemana de Prensa / Néstor Rojas Mavares, Corresponsal Jefe