El Sumario – La Organización Mundial de la Salud reconoció el síndrome del trabajador quemado como un trastorno laboral (agotamiento laboral crónico), tras varios estudios, a lo que antes atribuían a un mero estrés.

La OMS incluyó este estado en la revisada Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11) como un fenómeno laboral, aunque subrayando que no lo considera una “condición médica”.

Te puede interesar: Crean primer mapa tomográfico para diagnosticar glaucoma

Este tipo de agotamiento ahora es “un síndrome conceptualizado como proveniente de estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido manejado con éxito” y se caracteriza como tridimensional, con los siguientes síntomas: Sensación de agotamiento de la energía o desgaste. Aumento del alejamiento mental con respecto al propio trabajo, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el propio trabajo. Reducción de la eficacia profesional.

El trastorno se aplica únicamente al entorno laboral y no puede ser utilizado para describir experiencias estresantes y agotadoras de otras esferas de la vida. Estaba incluido en la revisión anterior de la Clasificación Internacional de Enfermedades, la ICD-10, pero esta vez la OMS ofreció una definición más detallada del fenómeno sufrido cuando uno se siente quemado en el trabajo.

Elaine López / @ElaineNazza1

Con información de Actualidad RT