El Sumario – El legendario fotógrafo alemán Peter Lindbergh, uno de los más influyentes del mundo de la moda durante las últimas cuatro décadas, falleció a los 74 años.

Lindbergh realizó un aporte decisivo al fenómeno de las top models en la década de 1990. Sus obras pudieron verse en numerosas exposiciones, entre ellas por último en la ciudad que adoptó para vivir, París, así como en Múnich y Düsseldorf.

Conoce más: Falleció la actriz Valerie Harper tras larga batalla contra el cáncer

Nacido en 1944 en la región polaca de Wartheland, por entonces ocupada por Alemania, creció en la región del Ruhr, y luego forjó su propia mirada para contemplar la moda.

Se hizo conocido en todo el mundo bajo el nombre de Peter Lindbergh. Como fotógrafo, supo observar detrás de la fachada de los sets de las modelos, al igual que de otros motivos.

Hizo retratos célebres de las modelos Naomi Campbell, Linda Evangelista, Tatjana Patitz, Christy Turlington y Cindy Crawford. Según señaló su página en Instagram, Lindbergh falleció el martes. “Deja un gran vacío”, se indicó.

Inicialmente se capacitó como escaparatista (decorador de vidrieras), posteriormente realizó un curso nocturno de dibujo en la Escuela Superior de Bellas Artes de Berlín y estudió pintura en el Instituto de Arte de Krefeld.

Se inició más bien tarde en la fotografía: recién a los 27 comenzó una formación profesional de dos años con el fotógrafo alemán Hans Lux y posteriormente continuó su camino de manera independiente.

Cinco años después, en 1978, logró dar un salto decisivo con una serie de fotografías que tuvieron gran resonancia en la revista alemana “Stern”.

“Una actitud, una postura, es lo que hace a un buen fotógrafo”, expresó alguna vez Lindbergh sobre su trabajo. “Hasta los fotógrafos de moda -incluso aunque no se lo quiera aceptar- tienen una cierta responsabilidad”, aseguró.

Por esa razón, se mostraba crítico ante la actual representación de las mujeres en los medios. “Hoy se arruinó tanto cómo se ven las mujeres en las revistas”, se lamentaba. Se lo adjudicaba a los programas de edición de imágenes como el Photoshop, que pueden borrar todas las huellas de una vida real, según decía.

Lee también: Un 28 de agosto Martín Luther King pronuncia su discurso “Tengo un sueño”

El año pasado Lindbergh retrató con su lente a la exitosa cantante Helene Fischer para la revista “Vogue”. Las fotos en blanco y negro hicieron recordar fuertemente a la década de 1990.

En un video, Fischer afirma al observar las imágenes: “Ay, Dios, qué real, una locura” y “¡Ni siquiera me maquillé las pestañas!” Lindbergh, por su parte, comentó tras la sesión de fotos que había regresado muy animado a su casa.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa