El Sumario – El tiempo pasa y la lencería también, dado que en cada época la mujer ha buscado vestir piezas de ropa interior que la hagan sentir cómoda, pero sobretodo: sexy.

En esta oportunidad te contaremos algunos de los momentos en que estas prendas evolucionaron y se convirtieron en una nueva segunda piel para las féminas, que además de hacerlas lucir sensuales, se amoldaban a las exigencias de la moda.

  • 1890: en esta época, las mujeres usaban corsés y verdugados, siendo estas últimas estructuras de metal bajo la falda, que permitían dar forma al vestido.
  • 1925: para este tiempo la “moda” eran los body, puesto que los mismos eran perfectos para ser usados con el estilo de vestidos cortos que se adoptó en el momento.
  • 1950: a partir de esta década, el brasier, los ligueros y las medias pantys eran el complemento ideal para cualquier mujer que deseara lucir a la moda.
  • 1990: a finales del siglo XX, las mujeres comenzaron a usar ropa interior de dos piezas, con un diseño “minimalista”, siendo la comodidad que ofrecían, uno de los principales factores que determinaban su uso.
  • 2000: llegó el siglo XXI y con él cambió la forma en que las damas vestían la lencería y comenzaron a usar ropa interior más atrevida y reveladora.
  • 2017: hace poco la moda para estas prenda volvió a cambiar y se comenzó a popularizar el uso de bralettes, una pieza que además de ser sensual, resulta muy cómoda.

Bárbara Méndez / @barbie_zml

Con información de Cultura Colectiva

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/ElSumario