La jefa de Estado croata fue una de las protagonistas de la final del Mundial de fútbol de Rusia, disputada entre balcánicos y franceses

El Sumario – Una de las protagonistas de la final del Mundial de fútbol de Rusia, por su expresividad y el talante maternal que mostró con sus compatriotas derrotados, fue la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic.

De interés: Didier Deschamps lo hace otra vez 20 años después

La actitud de la mandataria croata no pasó inadvertida en el encuentro ni en su país ni en el mundo, y es objeto de elogios y críticas en las redes sociales.

Muchas personas expresaron su admiración por la jefa de Estado porque, a diferencia del presidente ruso, Vladimir Putin, no se protegió bajo un paraguas mientras la lluvia arreciaba sobre el estadio Luzhniki justo en la entrega de medallasKitarovic aguantó bajo la lluvia mientras abrazaba y felicitaba a cada uno de los jugadores de su país que dejaron todo en el terreno.

Leer también: Francia alza por segunda vez la Copa del Mundo

“La presidenta croata consuela a sus jugadores como una verdadera presidenta-madre”, escribió el ex internacional alemán Christoph Metzelder.

David Carrasquel

Con información de dpa

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario